Desafíos, objetivos, reclamos. El 2009 termina y ya están establecidas algunas de las prioridades para el próximo año. El V Foro Latinoamericano y del Caribe sobre VIH/sida e ITS y el Encuentro Regional de Mecanismos de Coordinación País del Fondo Mundial sirvieron como escenarios para que los principales actores que trabajan en la respuesta al VIH alcen su voz. De cara a la Conferencia Internacional de Sida que se realizará en Viena, la Reunión UNGASS de Nueva York y el CONCASIDA que comienza en marzo; el 2010 se asoma como un año clave.

“No se puede estructurar la respuesta en base a una multiplicad de proyectos fragmentados, en los que cada uno va por su lado”, aseguraba Lelio Marmora, Jefe del Equipo Regional del Fondo Mundial para América Latina y el Caribe, en el marco de la Reunión regional del Fondo Mundial que se realizó en Asunción a principios de diciembre. Es que, mientras que el 2009 comenzaba con la gran amenaza de la crisis mundial, uno de los desafíos para 2010 será que la región logre posicionarse frente a los organismos financieros, teniendo en cuenta la concentración de la epidemia que existe en la mayoría de los países de la región. “Tenemos que ser innovadores en lo que proponemos a la comunidad internacional. Una región con la concentración de epidemia como la nuestra, con el nivel de ingresos per cápita que tienen los países – a pesar de las desigualdades sociales- tiene que ser innovadora”, agregaba.

Claro que para lograrlo también será necesario el trabajo al interior de las redes y organizaciones que representan a los sectores involucrados en la respuesta. Mayor participación en la toma de decisiones, más representación y mejor organización, son los principales reclamos y, a su vez, los grandes desafíos que surgieron este año. Hacia el final de la Reunión regional del Fondo Mundial la mayoría de los sectores coincidieron en un mismo objetivo: asegurar la participación y la representatividad de todas las poblaciones. Las organizaciones de las mujeres exigieron un lugar para imponer sus agendas, las redes de trabajadoras sexuales y personas trans, más representatividad en los espacios de tomas de decisiones. En el cierre del Foro de Lima, fueron los jóvenes los que reclamaron ser tenidos en cuenta.

Los eventos que se desarrollarán a lo largo de 2010 serán una buena oportunidad para llevar a la práctica parte de los retos plateados en 2009 y representarán un importante desafío, teniendo en cuenta que la Conferencia Internacional de Sida, que este año se realizará en Viena, prevé pocos espacios para América Latina. Esto demuestra que hay mucho por hacer de cara al nuevo año: al interior de cada sector, en cada país y como respuesta regional.

Alejandra Ruffo
Equipo de Corresponsales Clave – Buenos Aires, 29 /12/2009

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.