A pocos días del 31 de marzo, fecha límite para el cierre de los informes, la Secretaría de Salud de Honduras convocó a representantes de la sociedad civil y el Gobierno para conformar el equipo que elaborará el informe UNGASS 2010.

En el marco de un taller financiado por ONUSIDA, se revisaron los 24 indicadores reportados y la sociedad civil, disconforme con el número de representantes y con la metodología utilizada para la recolección de la información, amenazó con retirarse del proceso.

Tras este comienzo, los representantes de la sociedad civil solicitaron de manera urgente una reunión privada con el representante de ONUSIDA, en la que manifestaron su preocupación por no considerar garantizada su participación efectiva. Por esto solicitaron, oficialmente, el apoyo financiero de ONUSIDA, a fin de poder realizar una evaluación de cada uno de los indicadores con la información que manejan las organizaciones que trabajan en el tema, ya que esta información no es considerada como oficial por la Secretaria de Salud.

Para comenzar este proceso, diferentes líderes del país se reunieron con el objetivo de socializar el proceso de elaboración del informe. Tras analizar cómo debería de ser la participación de la sociedad civil, se conformó un equipo que será responsable de conducir el proceso de elaboración de un informe sombra, integrado por Rosa González, Dony Reyes, Xiomara Bu, Javier Medina, Benita Ramírez y Justa Suazo.

A la espera de contar con apoyo técnico para la elaboración de este informe, Honduras corre con poco tiempo para garantizar un informe objetivo y de calidad, que demuestre las brechas que existen en el país en cada uno de los indicadores.

Justa Suazo
Equipo de Corresponsales Clave
Honduras, 25 de marzo de 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.