La Coalición de Primeras Damas y Mujeres Líderes de América Latina, convocadas por su co-presidenta Patricia Pérez, Presidenta de la Comunidad Internacional de Mujeres viviendo con VIH –ICW, se reunió en el marco de Concasida 2010. La coalición fue creada en el 2006, durante la UNGASS SIDA en Nueva York, por iniciativa de ONUSIDA, bajo el lema “Deteniendo la feminización de la epidemia”. Este movimiento reúne, además de a varias Primeras Damas de la región, a las mujeres líderes viviendo con VIH/SIDA. La reunión en San José tuvo como agregado la participación de Mujeres Líderes de otras organizaciones y redes, como la Red Latinoamericana de Mujeres Trabajadoras Sexuales (REDTRASEX).

Arely Cano, Co-secretaria regional de ICW Latina resaltó la importancia que tiene la Coalición para llevar el tema del VIH/SIDA a otro nivel, al que las mujeres viviendo con VIH normalmente no tenían acceso. “Seguimos con la intención de empujar este movimiento que ha dado buenos resultados y continuidad a la agenda política de las mujeres y niñas”, puntualizó.

La Coalición tiene la característica particular de reunir y movilizar a mujeres líderes que habitualmente no se involucran en el tema de VIH/SIDA, como son las primeras damas, parlamentarias, magistradas y procuradoras. De esta forma, se aprovecha su alto perfil, visibilidad e incidencia para facilitar la discusión de políticas que afectan a las mujeres en general y, en particular, a aquellas que viven con VIH, incluyendo a adolescentes y niñas. Desde su creación, ha sido una herramienta clave para movilizar nuevos liderazgos en la respuesta nacional y regional al VIH/SIDA. Sin embargo, la convivencia de mujeres líderes que provienen de diferentes sectores y realidades no ha estado privada de desafíos. El protocolo que en casi todas las ocasiones acompaña a las Primeras Damas, sumado a sus múltiples actividades y apretadas agendas, han sido en ocasiones un obstáculo para la ejecución de actividades planificadas.

Otro desafío de esta iniciativa es la limitada continuidad temporal de las primeras damas y mujeres parlamentarias, que cumplen estos roles durante la duración de sus mandatos legislativos o los de los presidentes. Un ejemplo vívido de este fenómeno ha sido la continuidad de la Presidenta de la Coalición, Doña Xiomara Zelaya, esposa del derrocado Presidente de Honduras. La abrupta y violenta interrupción de la continuidad democrática en ese país evita hoy que la señora Zelaya prosiga al frente de la iniciativa, aunque ha sido una persona que dado una importante contribución con su especial compromiso con el tema. En este sentido, se discutió el proceso para identificar el remplazo de la Presidenta saliente.

Un tema que estuvo presente en toda la discusión, es la sensación y frustración que sienten desde ICW, que son quienes dan continuidad a gran parte del trabajo. Una integrante de esta red expresó: “Queremos que las Primeras Damas se involucren realmente en el trabajo de la Coalición y no sólo para la foto”.

Un paso importante ha sido la apertura expresada por la Coalición a otras Mujeres

Líderes de otros sectores y movimientos. Elena Reynaga, Secretaria Regional de la REDTRASEX preguntó: “¿La Coalición es sólo de Primeras Damas y Mujeres Líderes viviendo con VIH, o existe la voluntad de abrirla a otras organizaciones de mujeres?”. Y agregó “Hay mujeres líderes en muchos otros movimientos que pueden sumar y aportar, y no hay tiempo ni recursos para fragmentarnos”. La respuesta unánime de las participantes fue sobre la voluntad de ampliar la participación de mas líderes, independientemente de su estado serológico.

ONUSIDA, PNUD y UNFPA han sido los principales sponsors de este movimiento desde el 2006 y Cesar Nuñez, Director Regional de ONUSIDA, y Maria Tallarico, Coordinadora de VIH/SIDA de PNUD Regional, aseguraron la continuidad de su apoyo.

Promediando el encuentro, se acordó delegar en un pequeño grupo la redacción de una serie de puntos clave que la Coalición presentará en la plenaria de Cierre del Concasida.

Esta innovadora iniciativa para involucrar los liderazgos y visibilizar las problemáticas de las mujeres de los países latinoamericanos nació para responder a las necesidades de un momento, y obtuvo grandes logros. Pero los tiempos cambian, y también las prioridades. Esta etapa de revisión y transición puede ser una oportunidad para revitalizar este movimiento, con el poder de llegar a muchos “aun no convencidos”, en la medida que todas sus integrantes tomen un rol mas activo en la vida de la Coalición. Pues algo quedó muy claro en esta reunión: “Para que esto continúe y tenga sentido no se puede dejar a la ICW sola”.

Javier Hourcade Bellocq

Equipo de Corresponsales Clave

San José, Costa Rica – 5 de Marzo de 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.