Una misión del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, Tuberculosis y Malaria visitó el país del 17 al 19 de febrero para dar seguimiento a la ejecución de los proyectos que esta organización internacional apoya, por un monto global de US$ 53,3 millones. El organismo ha aprobado en el país una cooperación financiera no reembolsable por US$ 47,1 millones (aproximadamente 896.5 millones de lempiras), con el propósito de fortalecer la respuesta nacional en la lucha contra el VIH/SIDA, y US$ 6,2 millones para combatir la Malaria durante seis años.
La comitiva fue presidida por Patrik Silborn, Gerente de Portafolio para América Latina y el Caribe del Fondo Mundial, acompañado por Cristina Barzelatto, Pilar Velásquez y Ximena Escobar, funcionarias del organismo. La delegación se entrevistó con diversas autoridades y actores de la Sociedad Civil, Gobierno y Sector Privado, entre ellos el Ministro de Salud, Arturo Bendaña, los miembros del Mecanismo Coordinador de País, entidad responsable de la elaboración y supervisión de las propuestas aprobadas al país, y ejecutivos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP).
Durante su estadía, los funcionarios del Fondo Mundial sostuvieron reuniones con directivos de CHF Internacional, Receptor Principal y administrador de los recursos del Fondo Mundial para VIH y Malaria en Honduras, así como con representantes del Agente Local del Fondo, representado por PriceWaterHouseCooper. También se reunieron con representantes de organismos internacionales, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), socios claves en la respuesta al VIH/Sida y la Malaria en Honduras.
Con el financiamiento aprobado para VIH, el país aspira a disminuir la prevalencía de la enfermedad a menos del 1 por ciento en 2014, apoyando los esfuerzos nacionales orientados a reducir el riesgo de infección entre la población. Los fondos están permitiendo a Honduras continuar la implementación de un programa de prevención a gran escala, dirigido a la población en general, mujeres embarazadas, jóvenes dentro y fuera del sector formal de la educación, homosexuales, personas privadas de libertad y el grupo étnico Garífuna.
Con los fondos donados para Malaria, el proyecto busca reducir la incidencia actual de la infección de la enfermedad de 6.05 a 3.0 casos por cada mil personas para el año 2014, esperando beneficiar a 1.7 millones de hondureños. Para esto se implementan estrategias de promoción, prevención y control de los factores de riesgo en 48 municipios, se provee tratamiento a las personas diagnosticadas y se desarrollan alianzas con los municipios para lograr la sostenibilidad de los programas a nivel local.
En noviembre de 2009, el Fondo Mundial ya había aprobado una propuesta de país por US$ 23 millones para implementar, en cinco años, un programa de fortalecimiento de la respuesta nacional en la promoción y protección de la salud en VIH para niños huérfanos y en situación de vulnerabilidad.
Alex Sorto
Equipo de Corresponsales Clave
Honduras – 28 de Febrero, 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.