Por la inestabilidad del Gobierno desde el golpe de Estado perpetrado el pasado 28 de junio -que generó que en los últimos 10 meses haya habido más de 3 ministros de Salud-, la cuestión de los antirretrovirales (ARV) es manejada con total hermetismo por parte de las autoridades del Gobierno. Como es de conocimiento general, en Honduras se viven momentos sociopolíticos muy particulares como consecuencia del este golpe de Estado, que ha dividido a toda la familia hondureña y ha dejado al país hundido en una crisis económica.

“Estamos a esperas de que el nuevo director del Departamento ITS/VIH/SIDA, el Doctor Héctor Galindo, nos pueda recibir en una reunión para informarnos cómo está la situación de antirretrovirales” comentó José Zambrano, Director Ejecutivo de la Asociación para Una Vida Mejor y miembro permanente del Comité de vigilancia a los ARV.

“Además, hemos consultado a las personas que rectoran el Mecanismo Coordinador de País (MCP) y a diferentes representantes de las poblaciones, personas viviendo con VIH, trans, población gay y lésbica, entre otras, pero no hemos recibimos ninguna información. Todo este silencio nos preocupa, ya que consideramos la creación de estas estructuras para poder facilitar la respuesta a la problemática del VIH/SIDA en el país. La epidemia se sigue incrementando día a día, pues no es una prioridad la prevención y, ni digamos, la atención”, lamentó Zambrano.

En estos momentos no hay reactivos para las pruebas de VIH, las pruebas de CD4 y otros exámenes específicos que los pacientes requieren en sus evaluaciones médicas en la mayoría de los centros estatales de salud. A esto se suma la ausencia de condones, que se arrastra desde julio el año pasado.

“Yo seguiré tratando de obtener información en la medida en que me sea posible, ya que me siento temeroso de perder hasta la vida, como ha pasado con cuatro activistas defensores de los derechos humanos y viviendo con VIH/SIDA que han sido cruelmente asesinados por alzar sus voces en defensa de nuestros derechos”, concluyó Zambrano.

La situación de inseguridad que se vive en Honduras es peor que en la década de los `80, ya que en un periodo de diez meses 19 compañeros y compañeras de la comunidad GTBLI y PVIH han sido asesinados. Toda esta situación llama poderosamente la atención y llena de angustia a los sectores comprometidos en la lucha por los derechos humanos y por el acceso universal.

Alex Sorto

Equipo de Corresponsales Clave

Honduras, 15 de abril de 2010

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.