En el Programa Nacional de ITS, VIH y Sida del Ministerio de Salud Pública, fue creada recientemente la unidad de Poblaciones Vulnerables, que pretende gestionar y desarrollar acciones que fortalezcan la respuesta a la epidemia desde las comunidades más afectadas. Se trata de un paso fundamental en razón de la sostenibilidad de las acciones, pues hasta ahora el trabajo recaía sólo en las organizaciones no gubernamentales, apoyadas por las agencias bilaterales y de cooperación internacional.

La persona designada para asumir la tarea es Herbert Hernández, un reconocido líder gay, quien ha dado ya pasos significativos en este nuevo espacio. “Esta oficina espera contribuir sustantivamente a la respuesta nacional a la epidemia de VIH, pero especialmente espera ser el catalizador para disminuir las brechas en materia de prevención, pues ha sido un tema poco abordado desde el Estado. Por otro lado, es también una oportunidad para validar las acciones de los grupos de base comunitaria, quienes han contribuido activamente en la fundación de esta oficina”, manifestó al ser consultado sobre este reto.

Entre las acciones estratégicas de esta unidad, se destaca tanto la inclusión de representantes de las comunidades afectadas en procesos como la formulación de un Plan Estratégico Nacional, la re conformación de la CONASIDA y el posicionamiento del tema dentro de otros programas del Ministerio de Salud Pública.

Además de legitimar las demandas de las comunidades, la creación de esta oficina constituye un paso valioso, pues integra el tema LGBTTT en la estructura programática del Programa Nacional de ITS, VIH y Sida y del Ministerio de Salud, un paso importante para la equiparación de Derechos.

Carlos Romero Prieto

Equipo de Corresponsales Clave

Guatemala – 26 de mayo de 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.