Nicaragua es el país en que más tarde se detectó un caso de VIH Desde 1987 hasta el 2010 las cifras han ido en ascenso, hasta llegar a poco más de 4 mil personas viviendo con el virus. Esto ha movilizado a las diferentes organizaciones a realizar actividades e incidencia política para ser parte de la respuesta ante esta pandemia, que poco a poco va retando a la humanidad. Bajo este contexto se realizó, con muchas dificultades, el informe UNGASS 2010.

Nicaragua puede sentirse orgullosa porque en Centroamérica es el único país que ha logrado casi la total disminución de la transmisión vertical, pues ha habido una alianza entre el Ministerio de Salud, las organizaciones que trabajan con la niñez y UNICEF. Esta es una fórmula que debería repetirse en los diferentes indicadores que como país debemos mejorar:

- Acción y compromisos nacionales

- Conocimiento y comportamiento

- Impacto

- Compromiso y acción mundiales -pues no es muy nuevo el fenómeno separatista que se presenta en la cotidianeidad-.

Posterior a la difícil redacción del informe el CONISIDA, se inició una evaluación sobre cómo se dio el proceso, cuales fueron las fortalezas, debilidades y las recomendaciones para los próximos informes.

“Lo que se espera es que Nicaragua vaya haciendo un trabajo más sistemático, en el que constantemente se vaya recogiendo la información, ir integrando los indicadores con las diferentes organizaciones. Sentimos que a las organizaciones se les olvida qué es UNGASS y su importancia. Las ONGs y las instituciones de Gobierno (actores claves) hacen sus actividades y nos las informan” indicó Marisela Larios, del Centro de Investigaciones y Estudios de la Salud (CIES).

Realmente, el reto principal en Nicaragua es que las organizaciones se articulen de tal manera que todas estén oficialmente determinadas para cada indicador y cuenten con un mecanismo y/o formato que les permita ir recogiendo e informando sobre cómo cada actividad realizada se ajusta a los indicadores para el próximo UNGASS.

Según el CIES la propuesta de redacción del Informe sí fue inclusiva, sin embargo la premura del tiempo y los planes operativos de las organizaciones no favorecieron a la redacción del informe de país. Esto demuestra que, aún cuando el 2010 estaba por llegar, ni el Estado ni las organizaciones de la sociedad civil se prepararon ni operativa ni administrativamente para informar unificada y adecuadamente como país.

Kenia Regina Sánchez Vado

Equipo de Corresponsales Clave

Nicaragua, 13 de mayo de 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.