En la primera jornada del Encuentro de Mecanismos de Coordinación País (MCPs) y Mecanismos de Coordinación Región (MCRs) que se lleva a cabo en Antigua, Guatemala, representantes de diversos sectores y países coincidieron al enumerar los diferentes conflictos de intereses en los MCP, algunos conocidos visiblemente y otros escondidos bajo las mangas.

“No existe una participación balanceada de los diferentes sectores”, “Los integrantes de las directivas de algunas organizaciones podrían intentar influenciar las decisiones de los MCP”, “Hay un Receptor Principal actuando como presidente o vicepresidente dentro de los MCP”; son algunos de los conflictos que enumeraron los actores. Si bien a lo largo de la discusión se descubrieron muchas buenas prácticas y experiencias, también quedó en evidencia que hay brechas y debilidades dentro de la gran mayoría de los MCPs.

A lo largo del debate no faltaron los comentarios fuertes: se cuestionó desde la misión del Fondo Mundial – si es fortalecer estructuras o salvar vidas- y se remarcaron cifras que demuestran que, a pesar de los esfuerzos, no hay mejoras en el proceso de trabajo de muchos MCP, los números de casos de las tres enfermedades siguen aumentando, muchas personas siguen muriendo, los recursos se hacen más escasos y cada vez más propuestas quedan excluidas por los criterios de elegibilidad.

“Siempre son las mismas personas las que participan en actividades de capacitación técnica, no vemos a personas nuevas en estas reuniones o espacios, no se brindan oportunidades a gente nueva de capacitarse técnicamente y siempre son las mismas ONG’s las que ejecutan proyectos para las personas afectadas”, opinó Rosibel Zúñiga, Punto Focal de REDCA+ en Costa Rica. Respecto a esto, los participantes coincidieron en afirmar que es necesario desarrollar un plan de capacitaciones técnicas para formar a nuevos miembros, que puedan insertarse en los procesos en lugar de ser excluidos. También mencionaron a las estrategias de comunicación como una de las debilidades a resolver.

Si bien es sabido que el Fondo Mundial no debe intervenir en los procesos internos de cada país y que cada MCP debe manejar sus propias normas, políticas y manuales, los participantes coincidieron en afirmar que, en la práctica, esto se hace difícil. Claro que no hay que responsabilizar por todo al Fondo Mundial, aunque abunden las quejas por la administración, la ejecución y la falta de definición en los roles y los compromisos de los diferentes MCPs, sin encontrar respuestas efectivas ni por parte del Fondo Mundial ni por parte de los Gobiernos. También es cierto que, en cada país, el Fondo Mundial representa una gran piñata para repartir, y es allí donde la visión se pierde, los miembros de los MCPs buscan sus propios beneficios y los verdaderos conflictos de intereses afloran.

Dayra Garcia

Equipo de Corresponsales Clave

Antigua, Guatemala – 23 de junio de 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.