El estado de calamidad decretado debido a la erupción del volcán de Pacaya, el cual lanzó toneladas de ceniza sobre la ciudad de Guatemala, y al inicio de la tormenta tropical Agatha, no detuvo el desarrollo del Foro por los Derechos Humanos, para el cual estaban confirmadas las participaciones de actores locales e internacionales. Este foro constituye un hito y supone el inicio de la institucionalización de la agenda LGBTTTI en la Procuraduría de Derechos Humanos en Guatemala, así como el desarrollo de acciones de incidencia a nivel político.

Durante las semanas previas, personal la Procuraduría de Derechos Humanos y de la Red Nacional de la Diversidad Sexual –REDNADS- (una red compuesta por más de quince organizaciones y grupos de base comunitaria LGBTTT) trabajaron en la plataforma que permitirá, además de presentar estudios locales, revelar un análisis del impacto de la epidemia de VIH en el país. Enrique Zelaya, representante de ONUSIDA en Guatemala, fue el encargado de esta presentación y Pier Paolo Balladelli, representante local de la Organización Panamericana de la Salud -OPS-, de una exposición sobre la homofobia como un reto de salud pública.

REDNADS expuso también los resultados de la encuesta nacional de opinión sobre la homosexualidad en Guatemala, realizada CID-Gallup, que sustenta las referencias sobre los niveles de homofobia en el país. Además, fue presentado el informe final de la Planeación estratégica desde la sociedad civil, Lesbianas, gays, comunidad trans, bisexuales, intersexuales y HSH Salud y Derechos Humanos, el cual fue desarrollado por las organizaciones socias de REDNADS, con el apoyo y asistencia técnica de la OPS. Este documento supone un hito en la región, pues Guatemala es el único país que cuenta con un documento estratégico que facilite la inserción de las necesidades LGBTTTI dentro del sistema sanitario y la agenda nacional de Derechos Humanos.

El acto fue inaugurado por el Doctor Sergio Fernando Morales Alvarado, Procurador de los Derechos Humanos, quien además realizó una declaración alusiva, en la cual se condena todo acto de discriminación basado en las orientaciones e identidades sexuales y de género. Pese al señalado estado de calamidad, el evento fue atendido por el doble de asistentes previstos, lo que permite inferir que las agendas LGBTTTI se han posicionado de manera consistente.

El evento ha abierto la discusión interinstitucional e interagencial y ya se vislumbran acciones para consolidar el observatorio ciudadano de Derechos Humanos LGBTTTI, el cual tendría a su cargo –entre otras cosas- la operativización del Plan Estratégico de Salud y Derechos LGBTTTI en una coyuntura favorable, en la que destaca el inicio de acciones en el marco del Mecanismo de Continuidad que el Fondo Mundial para el Sida, la Tuberculosis y la Malaria ha aprobado para Guatemala.

La gran participación en el evento a pesar de las catástrofes que sacudieron al país evidencia la necesidad que existe en Guatemala de avanzar en materia de derechos humanos. En un país en el que los crímenes de odio, las amenazas, la discriminación y el miedo aún son moneda corriente, el cumplimiento de los derechos humanos y la aceptación de la diversidad sexual resultan urgentes.

Carlos Romero Prieto

Equipo de Corresponsales Clave

Guatemala – 10 de junio de 2010.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.