Activistas de todo el mundo marcharon por las calles de Viena, en la demostración por los Derechos Humanos y el VIH/SIDA. Aunque no faltaron los reclamos y las cifras duras, la de ayer fue sobre todo una celebración. “Venimos a luchar por nuestros derechos, pero también a celebrar la vida”, fue el grito que dio inicio al show del cierre, a cargo de la cantante Annie Lennox, cara de la campaña Sing.

“Queremos que se respeten los derechos humanos de las mujeres, de los hombres que tienen sexo con hombres, de las personas trans, de las personas viviendo con VIH/SIDA, de los usuarios de drogas. Queremos que se respeten los derechos humanos de todas las personas. Rights here, rights now!”. El pedido de una activista sudafricana resumió los grandes reclamos que se realizaron a lo largo de toda la marcha. Más otro reclamo esencial: que los gobiernos de los países más poderosos se comprometan de una vez por todas a invertir más dinero en la respuesta al VIH.

El fin del estigma y la discriminación fue otro de los importantes asuntos: “El VIH lo tengo en mi sangre, pero el estigma está en todas partes”, lamentó Patricia, una activista por los derechos humanos de las mujeres viviendo con VIH. Como solución apuntó a la visibilidad: “Tenemos que hacernos visibles. El estigma no va a desaparecer si nosotros somos invisibles”.

El cierre de la marcha contó con la presencia de Julio Montaner, presidente de la Sociedad Internacional de Sida (IAS, por sus sigla en inglés) y Michel Kazachkine, Director Ejecutivo del Fondo Mundial. Ambos apoyaron con sus discursos a la lucha por los derechos humanos y por el acceso universal. “Tenemos que garantizar el tratamiento a todas las personas que no están siendo tratadas. Porque tratamiento es prevención”, expresó Montaner. “No ganaremos la batalla contra el sida sino peleamos por los derechos humanos”, completó Kazatchkine.

Cada comunidad tuvo su espacio, cada problemática fue mencionada y la demostración cumplió paso a paso con lo que estaba previsto. Al final, Annie Lennox hizo lo suyo para ponerle música a la noche. Mientras, un grito siguió haciendo ruido. “Nos habían prometido acceso universal para 2010”. Para no olvidar.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.