“Después del terremoto, Haití sé transformó en un asuntos de todos” comentó la Dra Mirta Roses Directora de la Organización Panamericana de la Salud pero advirtió “sólo el 10% de los compromisos internacionales de ayuda para la reconstrucción de Haití se han hecho efectivos”.

Antes del desastre

Una de las variables que contribuyó a mitigar el impacto del terremoto fue la existencia de una diversidad de centro de salud para personas viviendo con VIH distribuidas en diferentes ubicaciones del país. Por ejemplo, GHESKIO un ONG local que provee tratamientos al 50% de la personas en Haití con recursos del Fondo Mundial y PEPFAR cuenta con 28 centros, algunos de ellos lejanos al epicentro que permitió rápidamente derivar a los usuarios.

Paul Farmer (Partners in Health) y Jean William Pape (GHESKIO) coincidieron que el trabajo en asocio con el gobierno haitiano preexistente fue un determinante importante para una rápida respuesta en los primero días posteriores al terremoto. “Veintisiete de un total de 28 edificios públicos en la capital colapsaron” afirmó Pape. “ Pueden imaginarse si esto ocurriera en sus países, ¿Cuánto tiempo necesitarían para volver a operar?. Lo que ha hecho un diferencia en este caso es la gente de Haití”

Muchas organizaciones tenían planes de contingencia para el caso de un desastre natural o una crisis políticas con tres componentes, asegurar personal minino en los centros de atención, la continuación de la distribución del tratamiento y por ultimo, reconstruir la infraestructura. La crisis superó cualquier plan prediseñado para enfrentar situaciones extremas.

El día después

“Después de meses de trabajo, el 95% de nuestros pacientes retomaron su tratamiento antirretroviral” compartió Patrice Severe, Director Médico de GHESKIO sin embargo sentenció “Estábamos preparados para trabajar en SIDA pero no en un terremoto”.

El Doctor Pape relató como el terremoto barrió  con el principal hospital de Tuberculosis en la capital, pocos días después del temblor se presentaron en la inmediaciones 7000 personas que requerían tratamiento para TB para lo que se conformó un centro de atención de campaña próximo a las ruinas del hospital.

La republica de las ONGs

“Haití es el país con el mayor numero de ONGs por persona del mundo” explicó el Dr. Farmer “Pero nuestro país padece de falta de coordinación crónica que se evidenció en esta crisis. Yo creo que la exigencia para canalizar fondos por este sector debe ser la coordinación, se debe forzar la cooperación”

Sólo 2,6% de los 1,800 millones de Dólares Americanos se están enviando al sector publico de salud. “Los donantes deben tomar riesgos y ubicar los recursos donde los haitianos los necesitan, incluyendo los sistemas públicos de salud” urgió Farmer en relación con la demora y pobre distribución del dinero. Y concluyó diciendo: “las ONGs y las Universidades no proveerán restablecer los derechos a los ciudadanos, es el gobierno quien tarde o temprano deberá proveerlos”.

Los expositores pusieron énfasis en reconstruir Haití, pero no solo su infraestructura, sino en particular coincidieron en la necesidad de recuperar el control local, reapropiarse de su futuro, de los programas y de los sistemas. Hay que invertir urgentemente en construir las capacidades de nuevos recursos humanos en el país, cómo así también, en la educación.

Marie Marcelle Deschamps, GHESKIO, concluyó “Debemos hacer sentir que los Haitianos estamos a cargo de la reconstrucción y el restablecimiento de los servicios. Este país necesita un oportunidad”.

Algunas de las lecciones que ya empiezan a ser evidentes son: La necesidad de una mayor coordinación y alineación entre las ONG´s locales e internacionales, los donantes y el gobierno. Una vez superada la urgencia y el restablecimiento de los servicios  mínimos se debe apurar la transición del control y ejecución a las organizaciones locales. Nadie puede preparase a un desastre de tamaña magnitud pero de seguro, un fluida coordinación y trabajo multisectorial previó reducirá el impacto de la catástrofe y dará respuesta mas rápidas a las personas que lo necesitan.

Mientras terminábamos este articulo,  el comienzo de la plenaria del día de hoy fue una vez mas invadida por una demostración, en este caso sobre la crisis habitacional de personas viviendo con VIH que incluyó un representante de Haití que denunció que miles de haitianos con VIH siguen si casa y sin comida.

Las organizaciones que trabajamos en VIH/SIDA tenemos muy poca experiencia sobre como dar respuestas en estas situaciones , no tenemos los recursos, la experiencia y los medios para asegurar, por ejemplo, la provisión de tratamiento del VIH y la TB en los días posteriores al episodio. Como Organizaciones de la Sociedad Civil tenemos también limitaciones que debemos superar para trabajar con los gobiernos. Es importante resaltar la sensación de frustración que uno siente al escuchar que muchos donantes se llenan la boca de compromisos y buena voluntad pero 7 meses después una ínfima parte del dinero comprometido llegó a la isla.

Esta sesión tuvo la participación de un numero importante de Haitianos que presentes en la conferencia quienes esta semana compartirán con nosotros su trabajo en SIDA antes y después de la crisis. Nosotros tenemos la oportunidad de aprender mucho de ellos. Todos queremos estar, todos queremos ayudar, pero no debemos confundir compromiso con protagonismo para transformarnos en parte del problema y no de la solución.

Hemos publicado un articulo sobre la respuesta en Haití hace unos meses que pueden leer en: Informe Especial

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.