La salud de la madre significa la salud del bebé. Sabemos que la terapia antirretroviral ayuda a prevenir la transmisión vertical del virus durante el embarazo, el parto y la lactancia, y que también evita la mortalidad materna. En la plenaria de hoy sobre transmisión vertical, la Dra. Elain Abrams, del Centro Internacional en Programas en Cuidado y Tratamiento del Sida del Centro Hospitalario de Jarlem, Universidad de Columbia, propuso un abordaje más profundo para esta problemática.

Es que, en materia de transmisión vertical, los avances alcanzados hasta ahora no son suficientes. La transmisión del VIH de la madre al hijo es evitable, por eso no deberían nacer más niños con VIH en ningún país del mundo. Pero las cifras demuestran que esto no es así. Según las estadísticas presentadas en la plenaria, en 2008 se registraron 2.1 millones de casos de VIH en niños en todo el mundo. Ese mismo año, en los países en desarrollo, 430 mil niños adquirieron VIH y se estima que hay 1200 nuevos casos por día.

Frente a esta realidad, lo que Abrams propone es una estrategia de prevención más amplia, que trabaje en la salud de las mujeres de manera integral. “Los sistemas de salud para la mujer deben basarse en cuatro pilares fundamentales: la prevención del VIH en mujeres, la prevención de embarazos no deseados, garantizar una maternidad saludable y, finalmente, prevenir la transmisión vertical”.

Claro que para eso será necesario, justamente, volver a la conclusión con la que comenzó este artículo. “Necesitamos un modelo integral de salud para la mujer, para las familias y para la población en general, porque un mejor sistema de salud para todos se traducirá también en la prevención de la transmisión perinatal”, aseguró. Y culpó a los gobiernos por las fallas que todavía siguen existiendo: “El no mejorar los sistemas de salud es irresponsabilidad de las autoridades”.

Evitar la transmisión vertical es una obligación y, con la campaña del Fondo Mundial ,“Born HIV Free” (Nacer libre de VIH), presentada también en esta Conferencia, se está haciendo un nuevo esfuerzo por lograrlo. “Es mi deseo inspirar a millones de personas para apoyar al Fondo Mundia, a fin de que pongamos fin a la terrible injusticia que es la transmisión del VIH de madre a niño, cuando tenemos los métodos clínicos y la experiencia para prevenirlo”. Con estas palabras Carla Bruni-Sarkozy, Embajadora del Fondo Mundial, presenta la campaña. Están los métodos, está la experiencia. Es urgente que la transmisión vertical esté erradicada.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.