Parece utópico, pero la abogada holandesa Ellen ‘t Hoen ha propuesto que las grandes multinacionales lleguen a acuerdos con empresas productoras de medicamentos genéricos a fin de que, a cambio de regalías, las últimas puedan desarrollar antirretrovirales a un menor costo en un tiempo impensable, dada la legislación vigente en patentes.

En la actualidad son casos excepcionales, pero algunas farmacéuticas ya han acordado la producción de medicamentos genéricos. Esto no sucede solamente por una cuestión de responsabilidad social, sino porque también a toda empresa le convendrá vender mayor cantidad de medicamentos, aún con un precio reducido. El retorno a la inversión sigue siendo favorable.

Lo que propone Ellen‘t Hoen es que esto deje de ser una excepción para volverse una norma para que, en uno o dos años, el costo de tratamiento se reduzca a 67 dólares anuales por paciente, en vez de los mil dólares anuales de la actualidad. Es importante aclarar que con la ley de patentes que predomina, un medicamento genérico puede ser elaborado hasta después de los 20 años de vigencia de la patente.

Claro está que todo esto, sin la voluntad de cooperación de los interesados clave en el proceso, quedará simplemente en buenos deseos. De igual forma, una vez que las farmacéuticas poseedoras de las patentes y las empresas de genéricos lleguen a un acuerdo, estas últimas deberán lograr una efectividad en costos para garantizar un precio final accesible.

Como reza el dicho, “hasta no ver, no creer”. Pero podemos estar seguros de que si este proyecto se consolida, el acceso universal será una realidad más posible.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.