La primera jornada del X Simposio Internacional SIDA 2010, organizado por Fundación Huésped en Buenos Aires, contó con la asistencia de más de dos mil personas de diferentes países y regiones de Argentina. La ceremonia inaugural, que se realizó ayer por la tarde, fue llevada a cabo por destacados especialistas en VIH/SIDA, como Julio Montaner, presidente de la Sociedad Internacional de Sida (IAS por sus siglas en inglés), Pedro Cahn, presidente de Fundación Huésped y el periodista científico Adrian Paenza.

Durante su presentación, Julio Montaner recordó los momentos previos a la Conferencia Internacional de Sida realizada en Vancouver, cuando “la epidemia estaba fuera de control”, para destacar luego el hito que significó haber demostrado que aplicar la triple terapia disminuía la carga viral de las personas. Por eso, al referirse a la actualidad, afirmó: “Ahora tenemos cómo lidiar con la epidemia, necesitamos hacer campaña de educación para que los políticos sepan que las armas para tratar la epidemia están y que la terapia reduce la transmisión”. Vale aclarar que esto no significa que hay que reemplazar la prevención por el tratamiento, pero sí considerarlo como parte de una estrategia.

“A partir de un estudio poblacional realizado en Canadá sobre el uso de tratamiento antirretroviral en usuarios de drogas inyectables, demostramos que, desde 1996, se produjo una caída de la carga viral en los usuarios. Si bien el intercambio de jeringas es un riesgo relativo, cuando no se tiene tratamiento el orden de infección por VIH va en aumento, en cambio, si tratamos con antirretrovirales a esa población, la infección por VIH disminuye”, ejemplificó.

Montaner también hizo referencia al costo/beneficio de esta intervención: lo que demostró es que el uso del tratamiento ARV como prevención disminuye la probabilidad de transmisión en otras personas, ya que cada cien personas tratadas con ARV se disminuye la probabilidad de infección en un tres por ciento. “Funciona para los pacientes, funciona para la salud pública, funciona para la economía y funciona para la política”, opinó.

Por último, el presidente de la IAS lamentó que, tras tantos años de trabajo, “los políticos no quieran tomar esto en cuenta” y resaltó la importancia de hacer un fuerte trabajo de educación. “Podemos controlar la epidemia”, aseguró. Todas y todos esperamos que así sea.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.