El Fondo Mundial, en su 22da Reunión de la Junta de Gobierno en la ciudad de Sofía, Bulgaria, revisó y aprobó completa la décima ronda de financiamiento por una suma cercana a los 1,8 mil millones de dólares. En un contexto de recursos muy limitados, esta decisión demuestra el liderazgo del Fondo y de sus asociados en seguir proveyendo recursos adicionales para la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria. La aprobación implica que todas las propuestas en categoría 1, 2 y 2B de acuerdo a la recomendación del TRP serán financiadas en forma inmediata, sin lista de espera. Esta decisión no fue fácil ni estuvo exenta de largas discusiones y negociaciones hasta la madrugada. Este llamado a propuestas tiene algunas cuestiones únicas en comparación con las anteriores, debido a la aplicación de un nuevo criterio de priorización como lo es la línea de financiamiento para Poblaciones en Mayor Riesgo (MARPs, por sus siglas en inglés) y la política de Fortalecimiento de los Sistemas Comunitarios.

Como hemos reportado en artículos anteriores, esta y las futuras rondas estarán signadas por la crisis financiera mundial y las limitaciones de los donantes para sostener o incrementar sus contribuciones, que se reflejan en una tendencia a restringir el acceso a los recursos de algunos países de renta media. La inclusión de una nueva línea de financiamiento para Poblaciones en Mayor Riesgo ha contribuido sustancialmente a mantener el rol del Fondo de financiar estratégicamente la lucha contra las enfermedades (por su carga epidémica), en lugar de financiar países (basados en su niveles de renta per cápita). Un resultado muy positivo para Latinoamérica.

La Junta ha aprobado para financiamiento por un total de 90 millones de dólares en 5 años a los siguientes países de nuestra región :

* MARPs: Argentina, Panamá, Perú, REDTRASEX y Uruguay.
* Propuestas en canal habitual: REDCA+ , Colombia y Honduras (estos dos países para TB)

Análisis de la Ronda 10:

Vamos a analizar un poco más en detalle estos resultados. La tasa de éxito de las propuestasaprobadas ha sido similar a la de rondas anteriores en VIH (41%), en malaria (79%) y algo más baja en tuberculosis (54%). En general, 5 de cada 10 propuestas presentadas han sido aprobadas por el Panel Técnico Revisor. La tasa total de propuesta exitosas de América Latina y el Caribe ha sido de 47%, algo inferior a la novena ronda, aunque este no es un dato comparable porque se han presentado menos países de la región. En esta ocasión, el Panel Técnico aplicó una nueva atribución de recomendar para financiamiento solo algunas partes de una propuesta, en lugar de rechazar la totalidad de la misma.

Fortalecimiento de los Sistemas Comunitarios:

En relación con el Fortalecimiento de los Sistemas Comunitarios (FSC), tras la diseminación y aprobación de este marco, el 43% de las propuestas incluyeron componentes de estas intervenciones en su solicitud. El 42% de las propuestas que incluyeron componentes de FSC han sido aprobadas, pero cuando esto se traduce en dinero, solo representa el 3% del dinero por invertir (60 millones de dólares).  El mismo porcentaje solicitado y aprobado para infraestructura, compra de equipos u overheads en programas de VIH. En este contexto, podemos decir que ha sido un logro inaugural modesto.

Taller de preparación REDTRASEX

Esta ronda ha tenido una buena oferta de propuestas regionales, muchas de ellas dentro del canal MARPs, aunque un análisis rápido de los comentarios del Panel Técnico Revisor indicaría que el problema principal no ha sido articular el trabajo con poblaciones específicas o el FSC, sino el crónico desafío de articular las propuestas con intervenciones en el ámbito regional que demuestren un valor añadido y que no compitan con los programas nacionales. Poco progresamos en este sentido a pesar de que existen evidencias claras de la necesidad de intervenciones de organizaciones regionales para mejorar los resultados locales, incluyendo en estas muchos programas exitosos en ejecución.

¿Qué aprendimos del canal MARP´s?

ONUSIDA presentó un reciente estudio sobre las lecciones aprendidas en la ronda 10 con la línea de financiamiento para MARPs, con hallazgos cualitativos muy relevantes que refieren a:

* Concientizar sobre estas poblaciones a los MCPs y a los gobiernos.

* Movilizar grupos y organizaciones empoderando e incrementando sus capacidades.

* Identificar aliados nacionales y regionales.

* Incrementar la visibilidad.

* Articular mejor las necesidades de las poblaciones.

En el ámbito de las desventajas, existe consenso respecto de que no ha sido muy útil contar con un techo bajo de monto a solicitar, poca disponibilidad de datos y asistencia técnica especializada, la inevitable exclusión de otras poblaciones y promover una tendencia oportunista de usar esta línea como la única posible (y no por convicción).

Sobre el futuro del criterio de elegibilidad y priorización la Junta ha solicitado al grupo de trabajo de elegibilidad y priorización continuar el desarrollo de una propuesta para la próxima reunión (y para la ronda 11) dada la falta de consenso y la complejidad técnica y política de estos temas.

Sobre estos y otros temas seguiremos profundizando en futuros artículos. La crisis de falta de recursos y compromisos inconsistentes de algunos donantes continuará. Muchos dejamos Sofía con la sensación de que se ha logrado una pequeña victoria, no sin largas negociaciones y alguna sesiones, por lo que esperemos que la historia no la defina como una “victoria pírrica”.

Los WikiLeakes de la Ronda 10

Nota: La información sobre las propuestas aprobadas en la Ronda 10 esta basada en el informe del Panel Técnico Revisor y en la reciente decisión de la Junta, los países solicitantes deben esperar la comunicación oficial de la secretaría, la que además tiene la atribución de negociar el plan de desempeño y el presupuesto final antes de la firma de la subvención.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.