En Nicaragua, como en muchos países, la celebración de fin de año incluye fiestas y derroche, a veces incluso como alicientes para no recordar los problemas estructurales de pobreza, salud y educación que se viven.

El gobierno nicaragüense bautizó el 2010 como el Año de la Solidaridad. Es un buen valor a promover ante una sociedad con altos índices de estigma y discriminación; sin embargo éste debe reconocer que su papel no es de apoyo sino de protagonista, de garantizar acceso a salud y atención de calidad a sus habitantes, reconocer los elementos que vuelven aún más vulnerables a ciertas personas como mujeres, niñas, niños y adolescentes.

De un minuto a otro se cierra un año y empieza uno nuevo. Ante esto es importante hacer una valoración sobre las acciones realizadas para darle respuesta a una epidemia que está retando cada vez con más fuerza la eficiencia de los gobiernos, medios de comunicación y actores sociales.

Logros obtenidos

Red de Comunicadores

Durante 2010 se fortaleció y articuló la sociedad civil para la respuesta ante el VIH, a través del I Congreso Nacional sobre VIH, realizado con el objetivo principal de promover un espacio donde compartir información científica, experiencias exitosas y lecciones aprendidas para aportar al análisis de la situación del VIH en el país.

Otro logro han sido las reformas de la Ley 238 ante los derechos humanos y el SIDA. Dentro de las principales reformas está el acceso a profilaxis después de haber vivido abuso sexual y/o violación, enfocar la responsabilidad social ante el VIH, educación, prueba voluntaria y confidencial, y el papel de los medios de comunicación en la respuesta al VIH. Se espera que a inicios de 2011 se presente la nueva ley.

Las organizaciones de la sociedad civil siempre van a la vanguardia con actividades de información, sensibilización y prestación de servicios, pues aún el acceso a la prueba de VIH rápida y gratuita está a cargo de las ONG.

En relación al impacto de los medios de comunicación, las mujeres y hombres de prensa en Nicaragua se han convertido en grandes aliados (claro que con algunas excepciones). Se puede percibir el apoyo y su conciencia de ser agentes de cambio ante la epidemia. Muchos de ellos/as ofertan espacios de información a la ciudadanía y ceden también sus espacios para que la sociedad civil informe sobre la situación de la epidemia y las actividades realizadas.

Red de Comunicadores

Ante esto la Red de Comunicadoras y Comunicadores por el Abordaje del VIH en Nicaragua, después de haber conformado un grupo de 16 profesionales multidisciplinarios, se dio a la tarea de convocar al gremio periodístico nicaragüense y en conjunto enfocar acciones consensuadas y estratégicas para aportar desde la comunicación y generación de opinión de masas ante la respuesta al VIH. En Diciembre se realizó la primera Asamblea nacional de comunicadoras y comunicadores para el abordaje del VIH, por una comunicación con enfoque de Derechos Humanos.

Al finalizar el segundo semestre, se presentó la sistematización del Foro Multisectorial sobre VIH, recalcando que el virus no es sólo un problema de salud sino de desarrollo humano que trasciende la salud pública, afecta a las personas en sus años más productivos, reduciendo a las familias y comunidades a la pobreza extrema. “Los efectos de esta epidemia amenazan la gobernanza eficaz y la esencia misma de la sociedad en los países más afectados. Representa a los países una carga adicional para los presupuestos nacionales, y disminuye la capacidad de los gobiernos de brindar servicios esenciales”, señala el informe

Los principales retos expresados en el foro, que convocó a más de 90 participantes provenientes de organizaciones civiles y estatales de todo el país, fueron: promover que CONISIDA tenga un rol más estratégico y de liderazgo ante la estrategia nacional y no solamente con campañas masivas; trabajar el tema de migración y VIH, dado que Nicaragua es un país altamente emigrante principalmente hacia EE.UU, Costa Rica y ahora España; así como aminorar los problemas de subregistros y armonizar el sistema de vigilancia del país.

No está de más destacar las barreras culturales como las inequidades de género producto del machismo, por las cuales las mujeres tienen menos posibilidad de negociar el uso del condón con sus parejas. Por otro lado, el condón femenino aún no es masivamente accesible debido a su alto costo y por tanto en el país no se ha promocionado como en otros países de la región, según manifestaron en el foro.

Dificultades

Red de Comunicadores

Cada sector expresa las demandas no resueltas y las dificultades vividas en el 2010. La principal es la falta de una estrategia nacional de VIH que contemple un papel más activo de la Comisión Nicaragüense del SIDA e incluya la participación de la comunidad, el estado, la empresa privada y actores claves, con un presupuesto destinado a educación, prevención, atención y tratamiento. Es prioritaria la educación sexual científica basada en derechos humanos en los centros educativos, en un país donde los embarazos en adolescentes y la violencia contra las mujeres están en repunte.

Otra dificultad tiene que ver con la escasez de sinergia entre las organizaciones de la sociedad civil, a fin de que los proyectos y resultados sean ejecutados y obtenidos en conjunto.

Desafíos para el 2011

Se viene un nuevo año, pero los ciclos, cifras y situaciones no vuelven a empezar, sino que continúan creciendo. Por esto la ciudadanía y los actores claves debemos incentivar un pensamiento de progreso y desarrollo que aprenda de errores y aproveche los logros de cada día, meses o años, retomar las lecciones aprendidas dentro y fuera del país, y demandar a los gobiernos su papel protagónico y no de “apoyo”

En el 2011 Nicaragua vivirá en medio de las tensiones producto de las elecciones presidenciales y se espera que dentro de los discursos políticos y posibles obras teatrales llenas de demagogia, se tome la importancia de la epidemia del VIH para garantizar el cumplimento de los derechos universales.

Un último e importante desafío es consolidar la respuesta integral ante el VIH con organizaciones que trabajen desde los diferentes sectores en educación, salud, política y situaciones de vulnerabilidad en mujeres, niñas, niños, adolescentes y población trans.

No debemos bajar la guardia, sino más bien mantenernos activos y pendientes de las resoluciones y debates tanto a nivel internacional como en Nicaragua, que afecten o favorezcan la respuesta ante la epidemia.

Créditos de las imágenes: Red de Comunicadores para el abordaje del VIH y SIDA en Nicaragua.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.