El 7 de febrero pasado se llevó a cabo en el hotel La Misión de Asunción del Paraguay una reunión entre el Alto Comisario de la Unión Europea Karl de Gucht, el representante del Grupo Temático de ONUSIDA Paraguay Dr. Rubén Figueroa y la señora Mirta Ruiz Díaz, representante de la Fundación Vencer y corresponsal clave para Latinoamérica y el Caribe.

Con el objeto de reanudar negociaciones con el Mercosur en el marco del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, el Alto Comisario Gucht mantuvo reuniones con el Presidente, Fernando Lugo; el Ministro de Relaciones Exteriores Héctor Lacognata; y el Ministro de Industria y Comercio Francisco Rivas Almada, para establecer detalles de acuerdos multilaterales que incluyen patentes y derechos intelectuales de empresas europeas. Participaron de las reuniones gubernamentales representantes de asociaciones empresariales.

Los representantes de la Fundación Vencer y del Grupo Temático de ONUSIDA se solidarizaron con la preocupación internacional manifestando su preocupación respecto a la presión que estaría ejerciendo la Unión Europea para lograr la inclusión de niveles más altos de protección de los derechos de propiedad intelectual en los Tratados de Libre Comercio. Particularmente, porque las provisiones que se buscan, conocidas como provisiones ADPIC+ de la Organización Mundial del Comercio, atentan contra los Objetivos de Desarrollo del Milenio, violan las reglas de la misma Organización Mundial del Comercio, el principio de acceso universal a medicamentos y los principios fundamentales de derechos humanos de las personas que viven con VIH/SIDA.

A los efectos del Acuerdo sobre los ADPIC, la expresión “propiedad intelectual” abarca a todas las categorías de propiedad intelectual que son objeto de tratamiento en la Organización Mundial del Comercio. Estas categorías comprenden el derecho de autor y derechos conexos, las marcas de fábrica o de comercio, las indicaciones geográficas, los dibujos y modelos industriales, las patentes, los esquemas de trazado de circuitos integrados y la información no divulgada.

La preocupación planteada a la Unión Europea tiene como fundamento la presión que se estaría ejerciendo para que los gobiernos impongan medidas de protección a la propiedad intelectual de laboratorios europeos que socavan la oportunidad para la innovación y el acceso a los medicamentos en los países en desarrollo. Hasta el momento, estas medidas afectan primordialmente a la India, principal productor de medicamentos genéricos para el tratamiento antirretroviral.

Organismos y organizaciones que representan los derechos de las personas que viven con VIH/SIDA reconocen el derecho a la propiedad intelectual de las empresas farmacéuticas, pero insisten que estos derechos no pueden ser más importantes que el derecho universal de acceso a la salud, o el derecho de producir, adquirir o transportar medicamentos genéricos o de bajo costo que beneficien a las comunidades en su estrategia para enfrentar los avances de la epidemia del VIH/SIDA.

Por su parte, Karl de Gutcht sostuvo que “Estoy bien informado sobre la preocupación de ustedes y estamos tomando las medidas correspondientes al respecto. No existe peligro que atente contra los genéricos pero sí vamos a luchar contra la piratería de los medicamentos porque esto sí es grave para la salud. Que la propiedad intelectual del Tratado de Libre Comercio con India esté está aún bajo negociación, así como las posibles disposiciones sobre derechos de propiedad intelectual y las medidas de frontera, no entorpecerá el comercio de genéricos en tránsito. Estas disposiciones serán aplicadas de forma de garantizar la facilidad de tránsito de los medicamentos genéricos”. Y concluyó diciendo que “conocía la problemática del VIH/SIDA; soy amigo de Peter Piot.”

El Dr. Rubén Figueroa sugirió tener en cuenta la experticia de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Salud en temas que afectan a la salud y los Derechos Humanos, al momento de las negociaciones. La Fundación Vencer, además de lograr la audiencia con los referentes de la Unión Europea, ha enviado una carta abierta al Presidente de la República don Fernando Lugo, con copia al Canciller Nacional, Héctor Lacognata; a la Ministra de Salud Pública y Bienestar Social, Esperanza Martínez; al Ministro de Industria y Comercio, Francisco José Rivas Almada; a la Coordinadora de Derechos Humanos (CODEHUPY), Carmen Coronel; al representante de la Delegación de la Unión Europea en Paraguay, Eduardo Lechuga; y al referente de la Cámara de la Industria Química y Farmacéutica, Gerardo García.

El planteo general durante esta campaña de incidencia fue, además de manifestar la preocupación sobre los alcances de la reunión con la Unión Europea y el Tratado de Libre Comercio, exaltar enfáticamente los siguientes puntos que el Estado paraguayo debería tener en cuenta:

- garantizar que todo acuerdo entre Paraguay y la Unión Europea no incluya ninguna restricción contraria a los acuerdos alcanzados internacionalmente para la producción, adquisición o transporte de medicamentos genéricos en el futuro, como la que aparentemente se busca para el Gobierno de la India;

- repudiar el condicionamiento de cualquier acuerdo económico, que en búsqueda de la protección de derechos intelectuales, atente contra el acceso a la salud y viole los derechos humanos, y

- establecer procedimientos para que toda negociación económica cuente con el asesoramiento y observancia efectiva de las instancias y personas expertas que sean necesarias en el ámbito de la salud los derechos humanos.

Asimismo, la Fundación Vencer hizo entrega de una copia de la Campaña Latinoamericana contra el Tratado de Libre Comercio India-UE de noviembre de 2010, y que cuenta con más de 140 firmas de redes, organizaciones y activistas de la región latinoamericana.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.