Los Ministros de Salud participantes en la Consulta Regional sobre Acceso Universal, con un panel presidido por el Secretario de Salud de México –Dr. José Ángel Córdova- y complementado por la Ministra de Salud de El Salvador –Dra. Ana Isabel Rodríguez-, quien además preside el PCB de ONUSIDA, la Ministra de Niñez de Paraguay –Dra. Liz Torres-, el Viceministro de salud de Uruguay –Dr. Enrique Venegas-, el Viceministro de Salud de Cuba –Dr. Luis Estruch- y el Subsecretario de Relaciones Sanitarias e Investigación de Argentina –Dr. Jaime Lazovski-, socializaron las acciones de seguimiento a la Reunión de Alto Nivel sobre Acceso Universal  que se llevará a cabo en el mes de junio en Nueva York.

Vale destacar que la conferencia en Nueva York supone un punto de inflexión fundamental, luego de diez años de UNGASS y con miras a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, particularmente el objetivo 6, que aborda los retos para la respuesta al VIH y SIDA. A continuación, un resumen del pronunciamiento:

1. “Implementación de nuevas estrategias en prevención del VIH focalizadas y basadas en la evidencia, orientadas a las poblaciones más afectadas por la epidemia y en respuesta a las características de cada país latinoamericano;

2. Ampliar y mantener la cobertura del tratamiento antirretroviral (TARV) asegurando servicios amigables y respetuosos y la provisión de los medicamentos antirretrovirales (ARV). Ello implica beneficiarnos de los precios más bajos, especialmente para nuestros países de renta media y media alta, aplicando las previsiones que DOHA y los TRIPS permiten;

3. El respeto de los derechos humanos y establecer mecanismos que eviten el estigma y la discriminación y la homofobia de parte de los distintos servicios públicos y privados en contra de las personas con mayor vulnerabilidad ante la epidemia de VIH.

4. Favorecer la auto-sustentabilidad de las respuestas al VIH/SIDA por parte de gobiernos de los propios países de la región, a fin de obtener mayor valor por el dinero, mediante una reingeniería de los sistemas de gestión, que nos permita saber en qué estamos gastando y cómo lo estamos gastando.

Para apoyar la propuesta política realizada, consideramos urgente la presentación en bloque de Latinoamérica, aprovechando la oportunidad que nos da nuestra participación y presidencia en la Junta de gobierno del ONUSIDA. En tal sentido propongo que nosotros, Ministros de Salud de México, Brasil y El Salvador, miembros de la Junta de Gobierno del ONUSIDA, nos constituyamos en el grupo nuclear que, con el apoyo de los participantes a esta reunión y especialmente articulando con los representantes de la sociedad civil, aseguremos la más alta representación de nuestra región en la reunión de alto nivel a realizarse en junio próximo en la Asamblea de las Naciones Unidas; y continuar su accionar en la Junta de Gobierno del ONUSIDA a fin de asegurar que los intereses comunes de la región se mantengan y amplíen en el apoyo que ONUSIDA brinda a nuestros países y al mismo tiempo influir las agendas globales para asegurar nuestra visibilización.

Proponemos una ruta crítica a seguir:

1.Reunión conjunta de los miembros ante el PCB de ONUSIDA en San Salvador en abril de 2011, a la que se convoque a representantes de organismos de coordinación subregional (Cono Sur, Área Andina, Centroamérica, otros) para presentar la importancia de asegurar un alto nivel de participación en la Reunión de Alto Nivel a realizarse en Nueva York en junio del 2011.

2. Convocatoria conjunta de El Salvador-ONUSIDA a los Ministros de Salud de América Latina que participen en la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra en mayo de 2011, con el mismo objetivo.

3. Conformación de delegaciones de cada país de manera tal que incluyan personalidades políticas de alto nivel de los países, de nivel técnico; y de la sociedad civil”

Este manifiesto cobra relevancia, pues como punta de lanza plantea la focalización de recursos y acciones basadas en la evidencia y con poblaciones vulnerables, entre otras acciones que llaman a la sensatez y responsabilidad en la inversión. Sin embargo, es necesario –como recalcó Elena Reynaga, Secretaria Ejecutiva de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (REDTRASEX)- constituirse en veedores de los compromisos y propuestas, dado que en algunas experiencias recientes los avances han sido escasos.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.