El tema no es nuevo, pero dejó de hablarse hace mucho… Los jóvenes colombianos, población altamente afectada por el virus del VIH, no tienen participación en la toma de decisiones de nuevas estrategias para la prevención y tampoco están al tanto de los avances en cuanto a la temática en el país.

Juan Simbaqueba, reconocido activista por los derechos de las personas que viven con VIH/SIDA y docente del área de Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia, afirma que, si bien existe una incapacidad de las instancias nacionales de permitir la participación de los jóvenes (o un “temor al relevo generacional”, fenómeno que atraviesa a todos los movimientos), también sucede que no hay una apropiación del movimiento juvenil de temas de salud sexual y reproductiva, y menos de VIH.

Por otro lado, Carlos Serrano, director de una fundación LGBT que trabaja con jóvenes en temas de prevención y promoción, dice que esta barrera se da porque las autoridades nunca han creído en la participación activa de la juventud en la toma de decisiones y afirma que en Colombia la sociedad civil no tiene participación en las decisiones frente a estos temas.

Según el Observatorio Nacional de VIH del Ministerio de la Protección Social, en el último año más del 55% de los nuevos casos de VIH en el país corresponden a jóvenes entre los 15 y los 34 años de edad, lo cual evidencia la importancia de la participación de esta población en los procesos definitivos dentro de los diferentes organismos nacionales… ¿O acaso todos saben lo que le sucede a los jóvenes, que pueden decidir por ellos?

Sabemos que si bien existen trabas desde las instituciones nacionales para vincular la participación juvenil en los diferentes procesos, la tarea consiste en lograr que el mismo movimiento juvenil se apropie de los temas de derechos y salud sexual y reproductiva, infecciones de transmisión sexual y VIH/sida, para que puedan ejercer su participación como actores principales del desarrollo de nuevas iniciativas para la prevención y la promoción.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.