A pocos días de concluir la Reunión de Alto Nivel sobre SIDA en Nueva York les ofrecemos el último artículo de una serie de tres que apunta a ayudar a los colegas a comprender algunas partes –a nuestro criterio– claves de este documento. La Declaración Política sobre el VIH/SIDA ya se encuentra disponible en español en este vínculo.

Este último artículo fue desarrollado consultando la versión en español oficial de Naciones Unidas y para nuestra sorpresa podemos afirmar que la traducción es de muy pobre calidad: hay párrafos enteros que en español no tienen sentido alguno y debemos volver a ver la versión en inglés. Nos preguntamos cómo será el nivel de participación en las negociaciones con documentos con sentidos diferentes entre idiomas y traducción simultánea. Probablemente, con las mismas deficiencias.

Este análisis se centra en derechos humanos, estigma, discriminación, violencia y por último, en los recursos financieros para la respuesta.

Fomentar los derechos humanos para reducir el estigma, la discriminación y la violencia relacionados con el VIH

Párrafo 77:“Nos comprometemos a intensificar los esfuerzos nacionales encaminados a crear marcos jurídicos, sociales y normativos en cada contexto nacional a fin de eliminar el estigma, la discriminación y la violencia relacionados con el VIH y promover el acceso a servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo en materia de VIH y el acceso no discriminatorio a servicios de educación, atención de la salud, empleo y servicios sociales, a proporcionar protección jurídica a las personas afectadas por el VIH, incluidos el derecho a la herencia y el respeto de la intimidad y la confidencialidad, y a promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, prestando especial atención a las personas vulnerables al VIH y afectadas por él;”

Párrafo 78:“Nos comprometemos a examinar, según proceda, las leyes y políticas que inciden negativamente en la ejecución satisfactoria, eficaz y equitativa de los programas de prevención, tratamiento, atención y apoyo en materia de VIH destinados a las personas que viven con el virus y están afectadas por él, y a considerar la posibilidad de examinar dichos programas de conformidad con los marcos y calendarios nacionales de examen pertinentes;”

Párrafo 83:“Nos comprometemos a promover leyes y políticas que aseguren la plena realización de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales para los jóvenes, en particular los que viven con el VIH y los que se encuentran en especial situación de riesgo de contraer la infección por el virus, a fin de eliminar el estigma y la discriminación que sufren;”

Comentario sobre esta sección: En esta parte de la declaración encontramos el lenguaje relacionado con los derechos humanos, el estigma y la discriminación. Lo interesante del lenguaje escogido es que incluye un compromiso con la revisión y modificación de leyes, normas y políticas que vulneran los derechos. También existe un compromiso de mejorar el acceso de las poblaciones más afectadas y de las personas con VIH a los servicios de salud y sociales, a la educación y al empleo. Reconoce y se compromete a revisar el marco legal y la normativa que afecta la eficacia y eficiencia de los programas –en otras palabras, aquellos que se transforman en barreras para que las comunidades tengan acceso. El último párrafo que resaltamos pone el énfasis en los jóvenes y la necesidad de respetar sus derechos y libertades. Aquí hay material para la incidencia política en nuestros países, para darle seguimiento no sólo con nuestros gobiernos, sino en particular con los cuerpos legislativos.

Recursos destinados a la respuesta al SIDA

Párrafo 86:“Nos comprometemos a hacer lo posible por eliminar para 2015 la brecha de recursos que se dedican en el mundo al VIH y el SIDA, que asciende en la actualidad a 6.000 millones de dólares de americanos anuales, mediante inversiones estratégicas de mayor cuantía, financiación nacional e internacional continua que permita a los países tener acceso a recursos financieros predecibles y sostenibles…”

Párrafo 88:“Nos comprometemos, mediante un conjunto de medidas graduales y mediante nuestra responsabilidad compartida, a lograr un nivel considerable de gastos mundiales anuales en VIH y SIDA para 2015, reconociendo que el objetivo general sería de entre 22.000 y 24.000 millones de dólares de americanos en los países de ingresos bajos y medianos”

Párrafo 89:“Instamos encarecidamente a los países desarrollados que han prometido lograr el objetivo de destinar el 0,7% de su producto nacional bruto a la asistencia oficial para el desarrollo para 2015…”

Párrafo 95:“Apreciamos el hecho de que el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria es un mecanismo indispensable para lograr el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo para 2015”

Comentario sobre esta sección: Esta parte es crucial: sin recursos financieros extra el acceso universal será solo un ejercicio retórico y jamás una realidad. Es muy valiosa la meta global financiera de 24.000 millones porque servirá como herramienta para incidir sobre los países donantes –tradicionales y nuevos– para que incrementen sus contribuciones financieras. Un ejemplo de esto es continuar exigiendo que los países desarrollados lleguen a su 0,7% de contribución. Si todos los países considerados desarrollados que destinan asistencia oficial para el desarrollo cumplieran esta meta, no había brecha financiera alguna, ni para el Fondo Mundial ni para los demás programas multilaterales. Por último, en una época difícil a raíz de los hallazgos de corrupción de la Oficina del Inspector General del Fondo Mundial, es sumamente valioso el párrafo 95, que reconoce al Fondo como un mecanismo indispensable para lograr el acceso universal.

La declaración contiene muchos más compromisos en temas específicos. Los invitamos a que la lean en detalle. Es importante que las redes, organizaciones y grupos puedan discutir los pasos a seguir en el mediano y largo plazo haciendo uso estratégico de este documento. Sabemos –y lo hemos dicho varias veces– que el documento pudo haber sido más fuerte y progresista, pero es lo que hay y con esto nos toca trabajar de aquí en más.

Para leer la declaración completa visite este vínculo

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.