“Yo aborté y soy la maestra que enseña a tus hijas/os. Yo aborté y soy la discapacitada a quien violó su tío. Yo aborté y soy la católica que se golpea el pecho en las misas. Yo aborté y soy todas las mujeres que mueren por abortos clandestinos. Yo aborté y soy todas las mujeres que sobreviven a un aborto clandestino. Yo aborté y soy todas las mujeres que gritan y reclaman: mi cuerpo es mío”. Estas palabras son parte de un poema que la actriz Cristina Banegas interpretó en el marco del Festival Aborto legal, una deuda de la democracia, que se realizó en la Plaza de los Dos Congresos de Buenos Aires, Argentina.

La consigna era unánime: “Aborto legal ya”, “Abortos clandestinos nunca más”. Es que, en medio de la puja política vigente en un año electoral, la necesidad de que el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo no pase desapercibido es una necesidad urgente. Es urgente porque en Argentina, según las estadísticas publicadas en el sitio de la Campaña Nacional por el derecho al Aborto legal, seguro y gratuito, 3 mil mujeres han muerto a causa de abortos clandestinos e inseguros desde el inicio de la democracia, entre 460 mil y 600 mil mujeres se realizan cada año un aborto clandestino y un promedio de 100 mujeres mueren por año a causa de esta práctica.

Alrededor de medio millón de mujeres realizan abortos clandestinos por año. Muchas de ellas, por sus posibilidades económicas, pueden acceder a clínicas y a métodos más seguros. Pero, lamentablemente, los niveles de pobreza son directamente proporcionales a los niveles de clandestinidad, inseguridad y también de mortalidad. “Basta de que sean las mujeres más pobres las que ponen el cuerpo y la vida”, exclamó al respecto Vilma Ripoll, candidata a diputada por Proyecto Sur/MST y una de las oradoras en el festival.

En la actualidad, el aborto en Argentina es ilegal y “establece penas tanto para la mujer que se lo practica como para quien realiza el procedimiento”, según los artículos 85, 86,87 y 88 del Código Penal. Lo que se busca a través de esta Campaña Nacional es que se discuta y apruebe la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que ya fue votada por 50 diputadas y diputados. Esta ley prevé el derecho de toda mujer “a decidir la interrupción voluntaria de su embarazo durante las primeras doce semanas del proceso gestacional”, considerando que esta práctica se realice en centros de salud, bajo condiciones seguras y con reglamentaciones especiales en caso de violaciones, malformaciones en el feto o existencia de riesgo para la salud o la vida de la mujer.

El debate será difícil y los sectores que se oponen a la aprobación de esta ley son muchos y poderosos. Por eso es necesaria la lucha y por eso es importante que sí se hable del aborto, un tema que muchas y muchos prefieren evitar. Como sostuvo Ripoll durante el festival, es importante que la discusión ocurra antes de las elecciones de octubre y el cierre del año parlamentario. Victoria Donda, diputada nacional que también estuvo presente en el acto, anticipó: “Entendemos que va a ser un debate difícil y sabemos de quiénes va a venir la oposición. Va a venir de los mismos sectores que no decían nada cuando 30 años atrás a las mujeres embarazadas les robaban a sus hijos”. Y concluyó: “No utilicemos a los bebés como excusa para proteger los intereses de otros”.

La consigna que le dio nombre al festival es más que acertada: la falta de una ley que garantice el derecho al aborto legal, seguro y gratuito es una deuda con cada una de las mujeres que mueren por año a causa de abortos clandestinos y con cada una de las mujeres que se ha realizado un aborto clandestino alguna vez en su vida. En realidad, es una deuda con todas las mujeres y con nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo más allá de cualquier ideología. Porque en el festival se escuchaba en los micrófonos, se decía debajo del escenario y se leía en las banderas: esta lucha debería ser una lucha de todas las mujeres. Esta lucha debería ser de todos.

Tu voz y tu voto valen. Para apoyar la discusión y aprobación de este proyecto de ley en el Congreso de la Nación haz click en este enlace.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.