La parte quizás menos excitante de la Reunión de Alto Nivel sucedió durante los tres días en el plenario de las Naciones Unidas: con las gradas casi vacías, los Estados miembros tuvieron unos minutos para dar un discurso expresando su posición y compromiso. Hemos escaneado los discursos de casi todos los representantes y en este artículo queremos ofrecerles un breve análisis y un vínculo para que los puedan apreciar en directo.

Algunas características han sido el bajo “rango” o nivel de los funcionarios, que en su mayoría eran representantes de la misión permanente, algunos vice ministros y un jefe de Estado. Esto sin lugar a dudas muestra que para la región el tema del VIH/SIDA es una prioridad de salud y política nacional en las letras y en las palabras, pero pocos líderes “le pusieron el cuerpo”.

La mayoría de los discursos fueron estratégicamente permeados por la sociedad civil antes o durante la reunión en Nueva York y por ello hay un lenguaje sumamente progresista que fue coherente con la posición como bloque durante las negociaciones. Las palabras más repetidas han sido: derechos humanos, atención integral, poblaciones vulnerables, reducción de la transmisión vertical, epidemias concentradas con transmisión casi exclusivamente sexual, la necesidad de superar los acuerdos de libre comercio y compra de medicamentos baratos, el incremento del presupuesto nacional para la enfermedad y la necesidad de reducir el estigma y la discriminación.

Sin el aporte oportuno de las organizaciones de la sociedad civil seguramente los discursos hubieran sido menos progresistas, pero recordemos que esto es pura retórica y lo importante son los hechos, las políticas y los programas que protegen y salvan vidas. Lógicamente siempre hay una tendencia a subrayar y ampliar lo bueno; muchos de los lectores tendrán una visión diferente, pero dejamos que contemplen a sus representantes en sus propias palabras:

El representante permanente de Bolivia, el Embajador Archondo, describió la respuesta al SIDA de su país con un particular énfasis en la lucha contra la discriminación: la nueva ley de prevención del SIDA incluye un componente de derechos humanos. Señaló la necesidad de proveer una atención integral para responder a la persistente discriminación laboral, en los medios y en el sistema de salud. Mencionó el plan sur-sur con Brasil que permite tener a 800 personas en tratamiento.

El representante permanente de Costa Rica, Eduardo Ulibarri, centró su discurso en la necesidad de focalizar los esfuerzos de prevención en las poblaciones más vulnerables, reducir el estigma, la discriminación y defender los derechos humanos. Costa Rica ha logrado mantener en cero la transmisión vertical en los últimos dos años.

Por el Ecuador habló la Sub-Secretaria de la Región Costera, Dra. Fátima Franco. En su discurso mencionó a los derechos humanos y se refirió a un fracaso en la prevención por la mezcla que existe entre las estrategias de salud y las cuestiones morales. También mencionó que el Ecuador tiene una epidemia concentrada en las poblaciones clave (dio una lista completa), refirió que en el país el 97% de la transmisión sucede durante relaciones sexuales y describió el nueva plan surgido de la más reciente y revolucionaria constitución nacional apuntando al “vivir mejor”.

Ministro de Salud de México, José Ángel Córdova Villalobos

El Embajador de República Dominicana, Alberto Cuello Camilo, afirmó los compromisos del 2001 y 2006, confirmó que el país prioriza al VIH/SIDA en la agenda nacional, mencionó a las poblaciones más vulnerables (a algunas las llamó por su nombre), resaltó la importancia de la defensa de los derechos humanos y se refirió a la reciente sanción de la Ley Nacional de SIDA. Dijo que en su país se promueve la reducción de la discriminación hacia las personas con VIH, con especial énfasis en el lugar de trabajo. Informó que recientemente han adoptado una política nacional para niñas y niños huérfanos y vulnerables al VIH.

La Vice-Ministra de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Doña María Rubiales de Chamorro,  rescató la importancia de la gratuidad de los servicios de salud y mencionó la exclusión social y la pobreza que ocasionaron los anteriores gobiernos durante los últimos 16 años. Según el último estudio epidemiológico, en el país la epidemia continúa siendo concentrada y el 93% de las transmisiones son por vía sexual; aún así alertó sobre una feminización de la epidemia. La respuesta nicaragüense está basada en derechos, mencionando a las poblaciones y cómo los programas fortalecen las capacidades de estas. Señaló que se triplicó el número de personas en tratamiento antirretroviral.

La Vice-Ministra de Salud del Perú, Zarela Solís, refirió que el país tiene una epidemia concentrada y la principal vía de transmisión es sexual (97%). En Perú la prevalencia en hombres que tienen sexo con hombres es del 13%, y del 30% en personas trans.

El Vice-Ministro de Salud del Paraguay recató la importancia de la protección de los derechos humanos, con especial énfasis en las poblaciones clave. Los principios que rigen los programas en el país son los de universalidad, equidad, inter-sectorialidad y participación ciudadana. Se han incrementado los centros de salud y diagnóstico. Desde 2009 cuentan con una ley que protege a las personas viviendo con VIH y en los últimos años el programa ha quintuplicado el presupuesto de VIH/SIDA. Aún así las personas viviendo con VIH son todavía víctimas del estigma, la discriminación y las debilidades de los centros de salud.

El Representante de Brasil, el Dr. Alexandre Padiha, expresó que dos de las prioridades del país son el acceso universal y los derechos humanos. Explicó cómo el estigma y la discriminación incrementan la transmisión del SIDA. Brasil respalda la Estrategia Cero de ONUSIDA y el Plan Estratégico de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Rescató la importancia de la participación de las personas con VIH, de las poblaciones clave y de los jóvenes. Por último, puso especial énfasis en los ADPICs. Mencionó además la vulnerabilidad de cada población clave.

Presidente de Honduras, Porfirio Lobo

El Presidente de Honduras, Don José Porfirio Lobo, mencionó la importancia de recuperar recientemente sus derechos de participar en la OEA. El presidente afirmó que el SIDA es una de las más graves enfermedades del mundo y es una de las más altas prioridades de su gobierno. Según el Presidente, las poblaciones más afectadas son los jóvenes, las mujeres y las niñas. No mencionó a otras poblaciones en mayor riesgo. Explicó que en Honduras los casos de VIH/SIDA han disminuido como resultado del aumento de los servicios en el país. Finalmente refirió que su país, por resolución de las Naciones Unidas, realizará en La Ceiba la Primera Cumbre Mundial de los Pueblos Afrodescendientes, en agosto próximo.

El Ministro de Salud de México, José Ángel Córdova Villalobos, mencionó que la cobertura mundial de acceso universal es de un 34%, cuando Latinoamérica ha logrado un 51%, e hizo un llamamiento a una respuesta multisectorial y a cumplir con las metas acordadas. Hizo hincapié en que es necesario que nuestros países tengan medios para proveer tratamiento antirretroviral a un costo sostenible. Hizo un llamado a focalizar los esfuerzos en las poblaciones más vulnerables, que listó en detalle, sin descuidar a la población en general y a los jóvenes. Por último, es una prioridad para México la erradicación de la transmisión vertical del VIH y la sífilis congénita. Por último exhortó a todos los países a que la respuesta esté basada en los derechos humanos y a que se combata la homofobia y la transfobia.

Por falta de espacio les incluimos vínculos a los discursos de los siguientes países: Cuba, Panamá, Chile, El Salvador, Guatemala, Colombia, Venezuela y Argentina.

Acceda a la postal de Compromiso15

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.