Según la Real Academia Española de la Lengua, el genocidio se define como el “exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivos de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.” A esto habría que sumar la identidad de género.

En un hecho sin precedentes y que tira por la borda años de lucha de la comunidad trans, el documento previo conteniendo la declaración de la conferencia ha eliminado toda mención a esta población, contribuyendo -una vez más- a la invisibilización de las expresiones transgénero.

La presión de las corrientes conservadoras en el seno de la Asamblea de las Naciones Unidas tuvo efecto, y muchos de los puntos medulares para optimizar la respuesta a la epidemia han sido disminuidos o sujetos a interpretaciones de valor que, en muchos casos, propiciarán acciones descontextualizadas y de bajo impacto.

Para Marcela Romero y Belén Correa de REDLACTRANS, “Es necesario denunciar este tipo de hechos, que además de invalidar las acciones de incidencia de nuestras comunidades, contribuyen al genocidio silencioso de nuestras comunidades, las cuales ya son víctimas de otro tipo de violencia y exclusiones bajo la mirada cómplice de los gobiernos”, puntualizaron.

Y manifestaron con preocupación que “las trans en Latinoamérica enfrentan una coyuntura que necesita, hoy más que nunca, de acciones específicas como investigación, capacitación y vigilancia epidemiológica; pero lamentablemente todo esto será imposible de alcanzar si nos excluyen de los documentos que rigen las acciones de los gobiernos.”

Además de lo señalado por Romero y Correa, este hecho supone una muestra más de la doble moral de algunos gobiernos, que por un lado reconocen la concentración de la epidemia en ciertas comunidades pero por otro siguen actuando desde la transfobia y la homofobia.

Es importante también hacer un llamado a las agencias de cooperación y programas del sistema de Naciones Unidas para que capitalicen su potencial político e influyan al más alto nivel para evitar este tipo de situaciones, que además de debilitar a las comunidades, debilitan la respuesta al VIH y al SIDA.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.