En contextos de conflicto y post-conflicto son comunes los abusos y atropellos a los derechos humanos de los civiles. La peor parte la llevan mujeres y niñas, que son frecuentemente víctimas de violencia y violaciones como botín de guerra o como simple diversión por parte de miembros de milicias, rebeldes, bandas de delincuentes e incluso miembros de la policía y de las fuerzas armadas.

En un comunicado de prensa difundido ayer por ONUSIDA, Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, declaró que “El Consejo de Seguridad ha hecho grandes progresos a la hora de hacer frente a la violencia sexual en los conflictos. Sin embargo, la violación sigue siendo un arma muy utilizada que constituye una vulneración atroz de los derechos humanos y una amenaza para la salud pública.”

Por otra parte, los desplazamientos y las limitaciones en el acceso a los servicios para el VIH pueden exacerbar la propagación del virus y dificultar la atención y el tratamiento. Según Ali Bongo Ondimba, presidente de Gabón, “Esta resolución contribuirá a mitigar el impacto del VIH en el personal de los servicios uniformados y la población civil afectada por los conflictos, y ampliará el acceso a los servicios relacionados con el virus.”

La resolución se basa en la número 1308 adoptada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2000, e insta a los Estados miembros de las Naciones Unidas a aumentar los esfuerzos para responder al VIH en las misiones de mantenimiento de la paz. Además de promover la prevención del virus entre los servicios uniformados, llama a que los Estados arbitren los medios para acabar con la violencia sexual en lugares en conflicto, garantizar la seguridad y consolidar la paz.

“Las fuerzas encargadas del mantenimiento de la paz pueden desempeñar un papel primordial en la prevención del VIH mientras garantizan el mantenimiento de la paz en todo el mundo”, puntualizó el director ejecutivo del ONUSIDA, Michel Sidibé.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.