Dr. César Núñez de ONUSIDA

En su presentación, el Director de la RST Doctor César Núñez, explicó el proceso y los antecedentes de la Reunión de Alto Nivel que comenzó en el 2001 con la UNGASS, seguida por la reunión del 2006 y la próxima reunión que dará comienzo en cuestiones de días.

Hizo referencia al largo y complejo proceso de negociación entre las misiones permanentes de los Estados Miembros para consensuar el documento llamado “borrador cero”, que deberá estar listo para el 10 de junio antes de las 17 horas cuando finalice la reunión. Puntualizó que 30 jefes de Estado de todas las regiones ya confirmaron que estarán presentes y, junto a los ministros, hablarán a los Estados Miembros el 8 de junio.

El Doctor Núñez reconoció que existe un muy activo grupo de negociadores de América Latina e instó a los medios a cubrir este tema y apoyar los esfuerzos de la sociedad civil en conseguir la mejor declaración posible.

El equipo de Corresponsales Clave preguntó por qué es importante que en la declaración se nombre a las poblaciones y se incluya el tema de la salud sexual y reproductiva y los derechos humanos, como así también, sobre la importancia de incluir metas. El responsable de ONUSIDA respondió: “Es muy importante darle visibilidad en la declaración a las personas que viven con VIH así como a las poblaciones mayormente afectadas. Hay una fuerte presión en este sentido por parte de los activistas del mundo. La información que hemos recibido es que en nuestra región, América Latina, hay apoyo a estos temas. Las dificultades están con otras regiones y con países un poco más conservadores”.

Sobre las metas señaló: “Tener metas es clave y esencial para medir el grado de avance y el impacto. A pesar de que no alcanzamos la meta de 3 millones de personas en tratamiento para el 2005 (conocida como 3×5) nos sirvió para entender y conocer cuáles eran las barreras de acceso. Tenemos que salir con metas claras”.

“Hay 6 millones de personas en tratamiento de las 33 millones que hoy sabemos que viven con VIH/SIDA. Muchas de las personas que deberían estar en tratamiento aún no lo están y en este sentido no debemos obviar las metas financieras, la movilización de los recursos necesarios para lograr el Acceso Universal”, concluyó César Núñez.

La sensación que quiero compartir como participante de esta conferencia de prensa es la falta de información y conocimiento que algunos periodistas tienen sobre estos procesos: UNGASS, la Declaración Política y la Reunión de Alto Nivel. En la mayoría de los casos se centran en cuestiones súper específicas sobre la prevención, pruebas rápidas o la transmisión por desconocer la serología, pero parecen desconocer qué pasa y pasará en Nueva York. Los medios de comunicación pueden ser nuestros aliados en generar presión sobre los gobiernos y las misiones permanentes en Nueva York.

Mi sensación es que en esta ocasión no hemos sacado buen provecho. Aún no comienza la Reunión de Alto Nivel y ya creo que emergen a la superficie algunas lecciones que hablan de cómo podemos ser más estratégicos en el futuro involucrando en el proceso en forma temprana a otros ministerios, en especial el de Relaciones Exteriores, como así también a los medios de comunicación.

Me pareció que la idea de ONUSIDA de realizar esta conferencia de prensa fue muy buena y que debe seguir siendo explotada estratégicamente.

Como dijo un periodista connacional, el periodismo cubre un océano pero de sólo 5 centímetros de profundidad. Si queremos usar los medios de comunicación -un área que parece aún “en pañales”- no sólo los debemos “educar” sino también ofrecerles la información “pre-digerida” y amigable si necesitamos que en determinado momento se ocupen de un tema tan concreto como complejo, como es lo que sucederá en las Naciones Unidas.

Creo que la epidemia del VIH/SIDA sigue siendo excepcional, aunque una parte de la opinión pública tenga una percepción diferente. Debemos comunicar esto constantemente para preservar y avanzar en los temas que para nosotros son urgentes y prioritarios.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.