En el primer día de la Reunión de Alto Nivel de Acceso Universal concluyeron las negociaciones sobre el borrador de la Declaración Política. Luego de meses de discusiones se ha acordado la gran mayoría de los contenidos del documento que circulará entre las delegaciones al final del día de hoy.

Como anticipamos, el documento final resultó considerablemente lavado; sin embargo quedaron incluidos algunos temas que mencionamos a continuación:

Poblaciones más afectadas: En el documento quedó plasmada la lista de las poblaciones, sin embargo no se menciona a las personas transgénero.

Metas y financiamiento: Se acordó que para el 2015 el 80% de las personas que necesitan tratamiento antirretroviral accederán a este. Se estima que se trata de un total de 15 millones de personas en el mundo y de acuerdo al ONUSIDA esto insumiría (junto a la prevención) un costo de entre 22 y 24 mil millones de dólares americanos. Estas metas y cifras quedaron en el documento, sin embargo existe una duda razonable sobre cuán realistas son dichos números. Los datos disponibles del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria pondrían estos cálculos financieros en un nivel extremadamente conservador y escaso. Durante el periodo de reaprovisionamiento de fondos 2010/2013, el Fondo Mundial necesitaría más de 20 mil millones de dólares para seguir expandiendo sus programas.

Mujeres: Esta parte es sin lugar a dudas una de las grandes decepciones del documento. El poco lenguaje que hay sobre mujeres y niñas ha sido literalmente copiado de la declaración política del 2006. Y el único énfasis es en la transmisión vertical.

Soberanía: Dentro del documento se hacen referencias reiteradas a la soberanía de los países, lo que en este contexto se refiere al respeto a la cultura, la religión y los valores locales. Es decir que podemos tener lenguaje sobre la importancia de apoyar a mujeres trabajadoras sexuales u hombres que tienen sexo con hombres que quedaría totalmente neutralizado por el respeto a la soberanía de los Estados. Países en los que se seguirá persiguiendo y abusando de mujeres, mujeres trabajadoras sexuales, transgéneros, hombres que tienen sexo con hombres y usuarios de drogas, entre otros. Porque en estos países es culturalmente aceptable discriminar, violar y matar a estas poblaciones.

Cuando tengamos acceso al documento final en las próximas horas, le podremos ofrecer detalles más precisos. Es importante que el día viernes el plenario de las Naciones Unidas lo endose.

Este documento es, en mi opinión, una victoria pírrica, una batalla que se ganó habiendo perdido a casi todos nuestros soldados. Es lo que habrá por los próximos años.

Nota: El documento se encuentra disponible por ahora sólo en inglés en este vínculo, en nuestros próximos artículos estaremos analizando el texto y compartiremos con ustedes la versión oficial en español cuando se publique.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.