Hace pocos días Gaby, una mujer transexual que trabajaba en la zona de Plaza del Sol en la Ciudad de Guadalajara, Estado de Jalisco, México, fue brutalmente asesinada. Un caso más de tantos crímenes de odio hacia personas transgénero que diariamente se reportan en el país y en América Latina. Durante la manifestación en protesta por el crimen de Gaby hablamos con Patricia Betancourt, líder trans mexicana, sobre este y otros casos de transfobia.

Patricia Betancourt, Coordinadora General de la Red Mexicana de Mujeres Trans, fundadora y actual SubCoordinadora Regional para Centroamérica y México de la REDLACTRANS, comienza a quitarle los pétalos a una rosa y los coloca a un costado de las velas. Ve la escena, habla con la familia y nos cuenta que el caso de Gaby no es algo aislado. Tienen registros de que desde comienzos de 2011 han asesinado a 8 mujeres trans: un promedio de un crimen al mes.

-¿Qué significa el caso de Gaby y por qué llegar al punto de manifestarse?

- Es un poco para recordar el caso de Paulina, que en 2006 fue baleada y estuvo a punto de perder la vida. Se salvó pero perdió las cuerdas vocales. No se le dio seguimiento al caso cuando se tenían nombre y datos del sujeto: cuando agredió a Paulina dejó su camioneta con documentos oficiales. Sin embargo, hasta el día de hoy el caso está cerrado. Gaby era una compañera que hacía activismo con nosotras, trabajaba en la prevención del VIH. Creemos que no tenía ningún enemigo. Es el momento de salir a las calles y que se implementen políticas públicas que nos integren y nos tomen como sujetos de derechos. Las compañeras están muriendo violentadas.

- ¿Por qué esta violencia y ensañamiento con una persona que decide ser mujer?

- Son crímenes de odio por transfobia y estos crímenes se basan en la no comprensión de la diversidad sexual alimentada por una sociedad machista. Esto que pasó es un crimen muy atroz, un asesinato transfóbico, revela mucho odio. Es urgente que la procuraduría investigue e indague en estos casos. No deben ser transigentes por tratarse de mujeres trans.

- ¿Cambió la dinámica en la zona después de lo de Gaby?

- Por la noche está vacío, las chicas tienen mucho temor de subirse a un coche y encontrarse con el asesino. La situación es muy triste. Estamos trabajando con ellas su autoestima pero tienen mucho miedo.

- Lo que pasa aquí se repite en otros países de América Latina como Honduras y Guatemala. Como parte de REDLACTRANS, ¿por qué crees que se están registrando más casos?

- Creo que no es algo nuevo, sino que antes no lo documentábamos, es un tema que no salía a la luz pública. Ahora hay más activismo, como el de tu servidora y el de las compañeras. Estamos evidenciando el odio y la transfobia que son también feminicidios. Ahora estamos documentando y alertando a la ciudadanía. Siempre ha habido asesinados, como el caso de Guatemala donde hay cinco asesinatos al mes. En Honduras siguen dando las alertas. Con internet y la REDLACTRANS nos estamos comunicando. Me da mucha alegría que haya más comunicación.

- Entonces, ¿hay más información pero los gobiernos hacen menos?

- No va a haber políticas públicas en este caso. Soy negativa porque para nosotras no hay políticas públicas incluyentes. Sin embargo, nosotras no tenemos que quitar el dedo del reglón. Creo que las compañeras debemos convertirnos en observadoras y ser fuertes porque estamos desprotegidas. Queremos documentar todos los crímenes por transfobia, porque hay crímenes de odio documentados, pero son por homofobia. Creo que el índice que nos va a arrojar es súper alto y alarmante. Debemos sacarlo a la luz antes de que termine el año. Queremos ir a hemerotecas, trabajar con las compañeras y dar información sobre los crímenes de odio hacia nosotras.

- Como Paty, la mujer y no la activista, ¿cómo te hace sentir lo que pasó con Gaby?

- Estoy muy triste porque ella era una de las compañeras a las que inicié aquí. Ella tenía 39 años y yo tengo 42, somos de las primeras que estamos en esta calle. Me siento triste porque me pregunto ¿contra quién hay que luchar? ¿Contra quién peleo? ¿Quién es el asesino? Aquí los culpables son los propios gobiernos que deben frenar este tipo de cosas y no salir a decir que le dan “asquito” los homosexuales. Si los homosexuales les dan asco no quiero pensar lo que opinan de nosotras. Es indignante lo que pasa con trans y creo que los gobiernos deben implementar otro tipo de políticas. Esto no puede seguir así.

Imágenes gentileza de Dabeat Ochoa Durán, integrante de CODISE (Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad, AC).

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.