“De cuando en cuando y a los lejos hay que darse un baño de tumba. Sin duda todo está muy bien y todo está muy mal, sin duda.” Pablo Neruda, “No tan alto”.

El equipo de Corresponsales Clave lleva publicados otros dos artículos sobre este tema: una introducción general y los principales hallazgos del informe.

En la opinión de este autor, una de las debilidades del informe final es el pobre correlato entre los hallazgos y las recomendaciones. El panel (HLP, por sus siglas en inglés) identifica en su informe aspectos muy válidos; sin embargo, algunas de las recomendaciones son cuestionables, fundamentalmente porque surgen en forma aislada, tienen un fuerte sesgo y están poco fundamentadas. En otras palabras, el tratamiento indicado no tiene mucha relación con el diagnóstico obtenido.

A continuación detallamos las seis recomendaciones, que han sido listadas por el HLP por orden de importancia:

Dar vuelta la página de la urgencia hacia una respuesta sustentable

El HLP recomienda que el Fondo y el Inspector General revisen las subvenciones a partir de la 6ta Ronda, sin ignorar cualquier malversación más allá de su antigüedad, pero poniendo la atención en las que están en implementación y suman más recursos. En esta misma sección llama al fortalecimiento de la relación entre la Secretaría del Fondo y la Oficina del Inspector General, tanto en las investigaciones y corrección de los problemas encontrados como también en la publicación de los hallazgos e investigación.

Definir una doctrina para el manejo del riesgo

El HLP recomienda al Fondo la adopción de un nuevo y mejor marco de gestión del riesgo que diferencie adecuadamente los ámbitos corporativos y operativos. El manejo del riesgo es un tema medular que hace a un futuro viable para el Fondo, tanto para prevenir y reducir la recurrencia de hechos de corrupción, malversación y robo, como para proteger la reputación de la institución (y la relación que ésta guarda con la movilización de recursos). El Panel recomienda revisar el concepto de apropiación nacional, pero como señalamos arriba, esta recomendación es superficial y poco sustentada.

Fortalecer la gobernabilidad interna

El informe aconseja reenfocar el trabajo de la Junta y sus comités a un nivel más estratégico y de manejo del riesgo. Concretamente propone la reducción del número de comités de cuatro a tres: Finanzas, Auditorías e Inversión. Esta recomendación ha generado reacciones en algunas delegaciones por el riesgo que existe de aumentar el efecto dominante de los países donantes a partir de la reducción de los comités y su membresía.

Establecer un nuevo proceso para la aprobación de subvenciones

En esta sección hay una serie de recomendaciones para alivianar y simplificar el proceso de solicitud de subvenciones . Por ejemplo, propone un abordaje en dos etapas: la primera, el envío de una propuesta preliminar (documentos de síntesis) y luego de su pre-aprobación, en una segunda etapa, la propuesta completa. También sugiere que los países sean ordenados según un criterio de nivel de riesgo. Una idea bastante controvertida dado que listar a los países como más o menos riesgosos comprende una dimensión altamente política. Por ejemplo, durante años Cuba estuvo incluida dentro de la lista de países con medidas de control adicionales, siendo uno de los programas con mejor desempeño. Esto fue el resultado de la presión (político-subjetiva) de un país donante.

Empoderar a funcionarios de niveles medios para la toma de decisiones

El panel propone la creación de un cargo especial dentro de la Secretaría para el manejo del riesgo, como así también empoderar a los Gerentes de Cartera dándoles mayores atribuciones. Recomienda que los Gerentes de Cartera debieran invertir más del 40% de su tiempo en el terreno, visitando a los países. Sugiere estandarizar en todos los equipos el sistema de rotación, como es utilizado por el equipo LAC, para que los funcionarios cambien sus carteras y puedan progresar hacia aquellas más complejas. En varias partes del informe el Panel propone mover los porcentajes totales de los recursos humanos para incrementar aquellos que se ocupan de los países y las subvenciones, por entender que en la actualidad hay demasiado personal dedicado a las políticas, buenas prácticas y líneas de trabajo temáticas.

Ser serios sobre los resultados

El Panel recomienda que se midan más los resultados que los insumos (‘input’ en inglés). Por ejemplo, documentar más indicadores como la reducción de prevalencia o mortalidad en lugar del énfasis puesto en el número de medicamentos, mosquiteros o condones distribuidos. En la misma línea propone incrementar la medición de resultados cualitativos y de “valor” en lugar de centrarse tanto en aquellos del orden cuantitativo. Por último, llama a la aplicación y consolidación de la Agenda para la reforma del Fondo Mundial.

Reacciones

La Delegación de las Comunidades de Personas viviendo con VIH/SIDA, tuberculosis y afectadas por la malaria en la Junta de Gobierno del Fondo Mundial reaccionaron hoy con un comunicado donde llaman a usar este informe con responsabilidad. Ponen el énfasis en el tratamiento sensacionalista que expone al riesgo a millones de personas en tratamiento, incluyendo el efecto negativo de incertidumbre sobre la continuidad de los programas y de la provisión de medicamentos. Todo en la misma semana en la que alguna organización ha salido apresurada a pedir la renuncia del Director Ejecutivo.

Shaun Mellors, Miembro Titular de la Junta por las Comunidades, dice sobre el informe: “La Delegación de las Comunidades está profundamente preocupada sobre cómo algunas de las conclusiones del Panel de Alto Nivel podrían ser mal interpretadas. El Fondo Mundial ha comprometido $ 22,4 mil millones de dólares americanos en más de 150 países para apoyar a gran escala la prevención, tratamiento, atención y apoyo en las tres enfermedades. Esto en términos prácticos se traduce en poner 3,2 millones de personas en tratamiento contra el VIH, 8,2 millones de personas en tratamiento contra la tuberculosis y 190 millones de mosquiteros distribuidos para evitar las infecciones por malaria“.

A preguntas como ¿usarán los donantes este informe como excusa?, ¿el informe catalizará cambios positivos en todas las estructuras del Fondo Mundial? o ¿sobrevivirá el Fondo a las crisis internas y externas?, me atrevería a responder que las tres son afirmativas. La pregunta que todos los actores deberían estar haciéndose en este momento sería: ¿qué debo hacer yo y mi institución de manera diferente para que el Fondo sea más eficiente y salve más vidas? Es una pregunta de difícil respuesta, pero esperemos que no por ello muchos sectores la evadan.

Creo que el informe es un muy buen diagnóstico de la situación, una excelente radiografía. Sin embargo, no estoy tan seguro de que el Panel haya hecho un trabajo igualmente bueno en recomendar algunos de los posibles tratamientos o arreglos de los males encontrados. Si somos responsables podremos utilizar al máximo los hallazgos y arreglar lo arreglable, previniendo lo catastrófico.

Hay una máxima del pobre liderazgo y de la mediocre política que dice que los éxitos son de todos y los fracaso de alguien, uno solo. Es mas cómodo buscar y ejecutar solo a un “chivo expiatorio” en lugar de asumir en forma colectiva las responsabilidades y comprometerse en pasos concretos para corregir los errores.

Hay “restos de ADN” de esta escena en casi todos nosotros, porque más lejos o más cerca, local o globalmente, hemos estado relacionados con la vida del Fondo Mundial. Estamos también positivamente “implicados” en crearlo, hacerlo crecer y funcionar en sus primeros diez años de vida. Con tanto “pájaro de mal agüero  amante de las profecías terribles volando en círculos” deseo que este sea otro caso más de una organización o una nación que emerge fortalecida de la peor de las crisis.

Lo que escribió Pablo Neruda en su poesía “No tan alto” podría aplicarse nuevamente a una parte de este informe del Panel: “… y si lo que sé no les sirve no he dicho nada, sino todo.”

Súmate a la campaña de firmas para enviar una carta a la Junta de Gobierno del Fondo Mundial haciendo click aquí.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.