Señores Miembros de la Junta de Gobierno del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria:

Los abajo firmantes, redes, organizaciones y personas que trabajan, viven o están afectadas por el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria en América Latina y el Caribe quieren expresar su profunda preocupación por la situación del Fondo Mundial y los efectos negativos que podrían acarrear algunas decisiones tomadas y a considerar por ustedes, producto de la publicación del informe final del Panel de Revisión Externo de Alto Nivel sobre Controles Fiduciarios y Mecanismos de Supervisión. Hemos seguido con especial cuidado las discusiones en la última reunión de la Junta el 26 de septiembre pasado.

Somos conscientes de la grave crisis financiera que atraviesa el Fondo, exacerbada por la crisis financiera en los principales países donantes. Desde 2008, uno de los primeros impactos de este fenómeno ha sido el retiro paulatino de los países desarrollados de su rol activo y de su contribución a la cooperación internacional para el desarrollo, incluyendo al Fondo.

Los abajo firmantes compartimos la política del Fondo Mundial de tolerancia cero con el fraude y la corrupción. El impulso de los cambios necesarios, guiados por los hallazgos de la Oficina del Inspector General, la agenda para la reforma y el trabajo del Panel de Revisión Externo de Alto Nivel, lejos de mejorar la situación, la han agravado. Hoy parece que estos descubrimientos sustentan las justificaciones de algunos donantes para frenar y suspender sus contribuciones financieras, y en algunos casos presionar a la Junta en alguna dirección.

El Fondo Mundial es una asociación multisectorial que reúne a los países donantes, a los países implementadores y a la sociedad civil, trabajando solidariamente. Vemos entonces con preocupación que muchos países quieren limitar o suspender su asociación con el Fondo, bajándose y desentendiéndose de esta iniciativa, generando una espiral descendente que arrastra a otras voluntades, y en particular a las esperanzas de millones de personas viviendo con VIH/SIDA, tuberculosis o afectadas por la malaria.

Por todo esto:

·  Damos la bienvenida al informe del Panel de Revisión Externo de Alto Nivel y a sus hallazgos. Mantenemos nuestras reservas sobre algunas de las recomendaciones, las que canalizaremos por medio de nuestros representantes en la Junta de Gobierno.

·  Expresamos nuestra profunda preocupación por la decisión GF/B24/DP4, en la que inician un análisis sobre el proceso de solicitud, revisión y aprobación de subvenciones nuevas y existentes. Esta decisión puede promover el no cumplimiento de normas, políticas y contratos entre el Fondo y los subvencionados, sean estos países u organizaciones. Un precedente legal e institucional grave que pone en serio riesgo la credibilidad del Fondo, de los MCP y de los Receptores Principales en todo el mundo. Sin olvidar su costo en vidas.

·  Lamentamos la decisión de demorar la aprobación de la Ronda 11 por un lapso de casi un año, hasta el 2012. Esta decisión tendrá severas consecuencias en los programas en ejecución en nuestros países, en especial aquellos que proveen insumos y medicamentos que salvan vidas. Así también, se atrasarán las posibilidades de implementar políticas por ustedes impulsadas como son las de orientación sexual e identidad de género, equidad de género y fortalecimiento de los sistemas comunitarios.

·  Rechazamos categóricamente cualquier intento de revisión o ajuste en las políticas y criterios de Elegibilidad, Priorización y Financiamiento de contrapartida. Las que se encuentran en vigencia a partir de la Ronda 11 fueron el resultado de años de trabajo, revisión y discusión. Para lograr el consenso ya se ha ofrecido el máximo grado de sacrificio por parte de los países con epidemias concentradas y niveles de renta media. Mayores restricciones desvirtuarán profundamente la naturaleza de un fondo de cobertura mundial.

Estamos convencidos de que la única forma de salir de esta crisis es con mayor eficiencia, institucionalidad, responsabilidad y solidaridad. No debemos seguir tolerando las presiones que se manifiestan frente a restricciones de tipo financiero en un país donante, las que sistemáticamente se intentan transferir como una responsabilidad exclusiva del lado de la implementación.

“El Fondo Mundial funciona y sus partes más débiles son arreglables”, concluyó el Panel de Alto Nivel. Se está implementando la agenda de la reforma y se han adoptado las recomendaciones del Panel. Resta definir entonces qué harán los países donantes, nuevos y existentes, para mantener al Fondo Mundial en operaciones y con el poder de seguir previniendo enfermedades y salvando vidas.

Es hora de enviar una clara señal a millones de personas que nos necesitan en el sentido de que los compromisos no se rompen y la solidaridad no ha muerto, que aún en los peores momentos para todos y cada uno de nosotros siempre tenemos vida para dar.

Septiembre de 2011

Se adjunta la lista de organizaciones, redes e individuos.

FECHA LIMITE: 4 DE NOVIEMBRE DE 2011

Deja tu firma en http://cartafondomundial2011.blogspot.com/

To read and sign the petition in English go to here

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.