Por Vladimir Encarnación Jáquez.

En una ceremonia muy colorida y con la participación de miles de hombres y mujeres, jóvenes y adultos del Caribe, quedó inaugurada el pasado viernes la Conferencia Caribeña sobre VIH. Este evento es el tercero de este tipo realizado en el Caribe y es considerado el mayor evento científico enfocado en VIH y SIDA de toda la región.

El acto inaugural contó con la presencia y participación del Primer Ministro de Bahamas, el Sr. Hubert Alexander Ingraham.

Perry Gómez, co-chair de la Conferencia y director del Programa Nacional de SIDA del Ministerio de Salud de las Bahamas, tuvo a su cargo las palabras de apertura. “Esta conferencia fue diseñada para reunir a las y los interesados en el VIH de nuestra región para compartir hallazgos científicos y buenas prácticas en abordaje, tratamiento y prevención del virus y la enfermedad”, expresó.

Gómez destacó lo representativo del evento, resaltando que el mismo reúne a la totalidad del Caribe como una sola región, sin importar las diferencias culturales, idiomáticas, religiosas o étnicas.

Jack Whitescarver, director asociado de la Oficina de Investigación sobre SIDA de los Estados Unidos, también habló durante el acto inaugural. Aprovechó para destacar la trascendencia del evento y lo significativo de los avances científicos que se presentarán en el mismo. “Este año ha sido clave en la investigación para prevenir el VIH y para tratar y curar el SIDA. Puedo asegurarles que cada día nos acercamos más a un mundo sin VIH”, indicó.

Whitescarver, quien además es co-chair de la Conferencia, resaltó que, a pesar de los avances científicos, aún es necesario frenar la discriminación, el estigma y la violencia asociada al VIH y el SIDA.

La nota graciosa, pero a la vez extraordinariamente reflexiva, la marcó la actriz Sheryl Lee Ralph, la protagonista original del musical de Broadway “Dream Girls”. Contó su experiencia como activista en la prevención del VIH, destacó cómo la aparición del VIH marcó su vida y por qué es necesario que todos juntos luchemos para evitar que el SIDA siga cobrando más vidas.

Fruto de todos los amigos que perdió a causa del SIDA, Lee Ralph fundó en 1990 la fundación DIVA, una organización que se dedica a la recaudación de fondos a través de actividades artísticas para fomentar la educación sobre VIH y SIDA para afectados e infectados por la pandemia en todo el mundo.

Lee Ralph concluyó su participación presentando un reconocimiento especial a Donna M. Christensen, delegada de las Islas Vírgenes antes el Congreso de los Estados Unidos. Christensen fue descrita como una congresista que lucha a favor de las iniciativas que buscan mejorar los programas de prevención, atención y tratamiento del VIH y el SIDA.

Finalmente, cabe destacar que en el marco de este acto de apertura de la Conferencia Caribeña sobre VIH se entregaron los premios PANCAP (Alianza Pan Caribeña contra el VIH) a la excelencia en el trabajo en el VIH y SIDA. El Dr. Bilali Camara, la activista Suzette Moses-Burton y el fallecido Dr. Robert P. Carr, fueron algunos de los reconocidos.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.