La Junta de Gobierno del Fondo Mundial, en su 25a reunión en Accra, Ghana, se encuentra reunida y uno de los temas prioritarios es el futuro de la Ronda 11. El principal desafío para la toma de una decisión es la carencia de recursos y la incapacidad de la Secretaría para proveer un pronóstico real de los fondos disponibles. Lo único que podemos decir ahora es que no hay dinero. El Fondo está en déficit y es importante entender qué significa esto en el contexto de este mecanismo de financiamiento.

Si uno analizara las cuentas bancarias del Fondo vería un balance positivo de miles de millones de dólares americanos. Sin embargo, la política de financiamiento integral (CFP, por sus siglas en inglés) requiere que el dinero esté en el banco para firmar las subvenciones y las renovaciones, denominadas ‘fase 2’.

Cuando la Junta decidió lanzar la Ronda 11 en la ciudad de Sofía en diciembre de 2010, lo hizo con la información de que al momento de decidir la aprobación de las subvenciones recomendadas por el Panel Técnico Revisor habría 1.600 millones de dólares disponibles (ver tabla).

En la reunión extraordinaria de la Junta en septiembre pasado el pronóstico se redujo a la mitad. El origen esta situación se debió a que muchos donantes congelaron sus contribuciones hasta tanto algunos cambios se pusieran en práctica. En la actual reunión de la Junta el balance es negativo: antes de poder financiar ningún programa nuevo, el Fondo Mundial debe movilizar 600 millones de dólares.

¿Dónde está el dinero que falta?

Los montos arriba indicados son pronósticos; no se trata de un caso de desaparición de un solo centavo sino que lo que se estimaba que iba entrar a la cuenta no ha llegado aún. Parte de lo que se esperaba por ahora parece que jamás llegará al Fondo. El pronóstico se basó en información incorrecta, problemas en los cálculos y en el hecho de que los donantes no están cumpliendo sus compromisos.

¿De dónde saldrá el dinero ahora?

Como lo mencionamos en el artículo sobre Ronda 11, la mayoría del dinero para esta ronda se obtendrá de la renegociación de la fase 2 de las Rondas 8 y 9, en los próximos meses. Para tal ejercicio se aplicará una serie de medidas altamente restrictivas que han sido recomendadas por un Grupo de Trabajo de la Junta que se viene reuniendo hace unas semanas, y están siendo discutidas ahora.

En breve estaremos publicando un artículo con los detalles de las medidas. Sin embargo, podemos anticipar que todo conduce a que la Ronda 11 se transformará en un canal de financiamiento para sostener los programas de prevención, tratamiento y cuidado esenciales. Esta información es crucial para los 90 MCP y organizaciones regionales que están escribiendo propuestas hace meses y en la actualidad. En particular para América Latina y el Caribe, para países de renta media y para las redes.

La gravedad del escenario podría también afectar a la Ronda 10. Como muchos receptores principales y MCP han sido ya han informados, la firma de las subvenciones se ha suspendido hasta tanto la Junta resuelva en las próximas horas la situación. Hasta la fecha solo el 29% de las subvenciones de Ronda 10 han sido firmadas y quedan por firmar subvenciones por una cifra aproximada de 1,2 billones de dólares. Esto se debe resolver antes que la Junta deje Accra.

En cuestión de horas estaremos compartiendo las últimas decisiones.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.