Gabriela Piovano no es lo que uno diría una médica típica. Tal vez, la distinción de esta infectóloga especializada en VIH/SIDA que trabaja desde hace 20 años en el Hospital de Infecciosas Dr. Francisco Javier Muñiz de la Ciudad de Buenos Aires esté dada porque desde siempre tuvo una vocación comunicadora y artística, que dejó en standby cuando decidió estudiar medicina, pero que ahora ejerce día a día en su ONG “Por las dudas” (XLD), en su programa en la radio, o escribiendo poesía, teatro, música o haciendo videos.

Gabriela operando en la radio

Ella se clasifica como parte del grupo de los médicos estilo “Patch Adams”, aquel personaje de la vida real interpretado por Robin Williams, que incluye dentro de los tratamientos la risa y la diversión como uno de los pilares para la sanación. “Es que estoy convencida que sólo la medicina no los va a salvar, hay que usar el humor”, asegura.  Claro que Gabriela trabaja en un hospital público de la Ciudad de Buenos Aires, lo cual hace un poco más compleja su apuesta.

“Cuando llegué al Hospital Muñiz fue como entrar a un campo de concentración, pero de a poco comencé a ver una gran diversidad y empecé a ver a las personas. Y para mí era un estímulo de comunicación, y me  preguntaba ¿cómo esto no está afuera? Yo ví personas nacer, casarse y a los fines de la comunicación eran todas historias que podía contar”, explica.

Asegura que “en un principio le daba miedo a mis colegas porque yo estaba muy cerca de los pacientes; acostumbrados a manejarse con cierta distancia les resultaba riesgoso, temían que el acercamiento interfiriera en mi desempeño como profesional, cosa que se nos reprocha a quienes vemos que la angustia influye mucho en la faz clínica.” Y agrega: “Luego de ver que la ‘conflictividad’ baja al interactuar con los pacientes, mis colegas lo aceptaron y lo incorporaron a su espectro de herramientas para el tratamiento de las personas.”

La comunicación

“Siento que lo más importante es la comunicación y en un momento me pregunté que puedo aportar desde mi lugar: mis saberes sobre VIH/SIDA”, se respondió Piovano. Con esta idea en la cabeza decidió fundar junto a colegas, amigos y pacientes la ONG “Por las dudas” (XLD) que ya lleva 10 años de funcionamiento.

Una de las primeras actividades que realizaron tuvo que ver con la promoción del acceso al trabajo de las personas que viven con VIH. “Al principio a cualquier persona que tuviera el diagnóstico se lo jubilaba y eso me parecía muy malo como estrategia”, dijo Piovano. A fines de 2001, en una reunión con el doctor Claudio Bloch, quien entonces era jefe del programa de Sida de la Ciudad de Buenos Aires, ella le comentó que “dado que el acceso a los tratamientos ya estaba prácticamente garantizado, que la calidad de vida de las personasque vivían con el virus había mejorado notablemente, era momento de ocuparse de otras cosas como el acceso al trabajo que además de dar un sostén económico brinda inclusión social.”

Así fue que se le ocurrió unir dos necesidades: la del trabajo y la del acceso a la información, e implementó un proyecto en el cual se capacitaba a las personas viviendo con VIH para que divulgaran  información en ámbitos públicos como modo de prevención y promoción del testeo. “En vez de subirse al colectivo a pedir una moneda porque estaban enfermos, se subían para vender cuidado. Transmitimos especialmente la idea de que no hay que “cuidarse del otro”, si no “con el otro”, que es muy diferente, es un cambio de paradigma.”

Gabriela también lleva a cabo el programa “Por las dudas escuchá” en Radio Gráfica (que es parte de una de las empresas autogestionadas por sus trabajadores de Buenos Aires) que se emite todos los martes de 22 a 24 y se puede escuchar por Internet.

En febrero de 2007 realizaron una campaña para el Día de los Enamorados (14/2), hablando del cuidado mutuo con el eslógan “más nos queremos, igual nos cuidamos”. Gabriela cuenta que “apuntamos a que no debemos cuidarnos de las personas sino protegernos de un virus, mutuamente. Quisimos extender el concepto de cuidado al de tipo general, fraterno y humanitario a partir del compromiso con el otro.”

A partir de este concepto, también realizó un informe audiovisual que ganó varios premios, llamado “Casa MANU, mucho amor nos une”, disponible en Youtube , que cuenta con la participación de Claudia Puyó, quien también es miembro de XLD. La idea fue ayudar a la Casa Manu, hogar de chicos que viven con VIH, para que pudieran remodelar sus instalaciones y seguir albergando a los niños.

Más información:
Organización “Por las dudas”: 011-4300-0519.
Gabriela Piovano: gabrielapiovano1965@gmail.com

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.