Continuando con el tema de nuestro artículo anterior decidimos entrevistar a funcionarios responsables de la gestión del proyecto del Fondo Mundial en Paraguay para conocer su punto de vista. En esta primera entrega entrevistamos a la ingeniera Myrian Caballero, coordinadora del Proyecto de Tuberculosis por parte del Receptor Principal Alter Vida. A lo largo de la charla ella mencionó una frase muy conocida: “el que nada debe nada teme”.

Corresponsales Clave (CC): Como coordinadora del proyecto de tuberculosis de una de las organizaciones que gestionan la subvención, ¿podría decirnos qué impacto positivo ha tenido en nuestro país la llegada de recursos del Fondo Mundial?

Myrian Caballero

Myrian Caballero (MC): “En cuanto a los resultados de la gestión se pueden mencionar, por ejemplo y en forma resumida, la expansión de la Estrategia TAES (Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado) y la Estrategia Alto a la TB en todo el país. Estas estrategias son las recomendadas a nivel mundial para la prevención y control de la tuberculosis. Antes de la ejecución del proyecto, solo algunos servicios de salud de tres regiones sanitarias conocían estas estrategias y las aplicaban. Actualmente, sin embargo, gracias al apoyo de los proyectos, las mismas están siendo implementadas prácticamente en el 95% de los servicios tanto de salud pública como de la seguridad social, policial y militar, en las 17 regiones sanitarias del país.

Esto, mediante el apoyo que el proyecto proveyó desde diciembre del año 2004 al Programa Nacional de Control de la Tuberculosis, con lo cual esta institución ha tenido la oportunidad de capacitar a profesionales de la salud sobre el tema y ha dado seguimiento permanente a los mismos, con dos supervisiones anuales y reuniones cuatrimestrales de fortalecimiento realizadas en todas las regiones sanitarias. Estas actividades permiten motivar a los equipos de salud para la aplicación efectiva de las estrategias.

Por otra parte, el proyecto permitió la mejora de la atención ofrecida en los servicios de salud, mediante la instalación de laboratorios de baciloscopía y de cultivo, que permiten diagnosticar la tuberculosis, el equipamiento de los servicios con mobiliario, equipos informáticos y de comunicación, y movilidad en los casos necesarios.

Como resultados también se pueden mencionar la capacitación en diversos temas relacionados a la enfermedad de aproximadamente 8.000 profesionales de la salud; 11.416 promotores voluntarios en salud entre la población general; 1.404 promotores voluntarios entre la población indígena y 38 promotores voluntarios entre personas privadas de libertad, quienes trabajan en forma conjunta para identificar y tratar los casos. Además, la instalación de 88 laboratorios de baciloscopía, pasándose de 34 laboratorios a 122 actualmente; la mejora de 6 laboratorios de cultivo y la provisión de materiales educativos.

Se ha logrado informar en forma directa sobre tuberculosis a un total de 158.979 personas de la población general y a 1.370 personas privadas de libertad, mientras que en forma indirecta se pudo llegar a toda la población del país a través de micro programas radiales.

También se expandió la cobertura de atención de la población con la estrategia DOTS/TAES y Alto a la TB, de 27% en 2004 al 97% de la población en el 2011. Se logró incrementar el examen de personas con síntomas de tuberculosis, de 9.807 en el 2005 a 17.850 en el 2011; el número de baciloscopías realizadas, de 19.682 en el 2005 a 62.854 en el 2011.

Como impacto se puede mencionar el tratamiento realizado a aproximadamente 7.000 personas entre la población general y a 700 personas entre la población indígena, desde el año 2005 hasta la fecha, logrando una disminución paulatina de la mortalidad. Además, actualmente estas estrategias son conocidas y aplicadas por los profesionales de salud de todos los servicios de salud, situación que permitió incrementar la detección de casos en los servicios de salud, disminuir los casos que llegan hasta la Capital en busca de tratamiento y disminuir los casos que requieren internación al momento de ser diagnosticados, lo que indica que en la mayoría de los pacientes la enfermedad está siendo diagnosticada a tiempo.

Por último es necesario mencionar que se ha logrado incrementar el nivel de información y conocimientos de la población sobre la tuberculosis de 50 a 75%.”

CC: ¿Qué trasfondo piensa que podría haber para que actualmente ciertos sectores tengan un repentino interés en que los recursos del Fondo Mundial ingresen a las cuentas nacionales?

MC: “La hipótesis que manejamos es que existe un trasfondo político muy fuerte, que es la intención del Partido Colorado de volver al poder en el año 2013. Eso les lleva a encarar campañas para desprestigiar a personas e instituciones que pudieran impedir que eso suceda. Y como según informaciones que se divulgan en la prensa, la Ministra de Salud actual es una de las candidatas principales de uno de los grupos que conforman la Alianza actualmente en el poder, el Partido Colorado a través de los medios de prensa con quienes se alía, realiza campañas como ésta, por ejemplo, para destruir la imagen de sus potenciales adversarios.

Es importante señalar, además, que las organizaciones de la sociedad civil siempre han sido identificadas como organizaciones aliadas al grupo actualmente en el poder. Podríamos decir incluso que esta hipótesis ya se ha confirmado en estos días, con la información difundida en varios medios de prensa sobre el acercamiento del propietario del Diario ABC al Movimiento Honor Colorado, liderado por el Sr. Horacio Cartes, sector con más posibilidades de ganar las internas coloradas para elegir al candidato que representará a ese partido político en las elecciones del año 2013.”

CC: De ser así, ¿cómo afectaría la implementación y ejecución del proyecto en caso que los recursos del Fondo Mundial sean administrados por el Ministerio de salud?

MC: “Creo que si se aprueba el planteamiento de transferir los recursos provistos al país por el Fondo Mundial al Presupuesto General de Gastos de la Nación, la implementación del mismo sería inviable, al punto de que inclusive el país podría perder la subvención. Esto debido a que la gestión del Fondo Mundial es por desempeño y ese sistema es muy exigente. Implica, por ejemplo, que en primer lugar se deben cumplir estrictamente los pasos, requisitos y tiempos establecidos por la entidad donante, tanto durante el proceso de aprobación de la subvención como para la firma del Acuerdo de Subvención, plazos que en nuestro país son muy difíciles de cumplir debido a la burocracia de las instituciones responsables. Instituciones que incluyen al Parlamento Nacional, como responsable de aprobar las subvenciones para su incorporación en el Presupuesto General de Gastos de la Nación, y a las instituciones que podrían hacerse cargo de la administración.

Myrian Caballero y Agustín Carrizosa del CIRD

En segundo lugar, porque las instituciones públicas que sean nominadas para administrar la subvención tendrán la obligación de elaborar en un plazo relativamente corto las normas y procedimientos que serán aplicados para administrar los recursos, siguiendo las directrices establecidas por el Fondo Mundial, tarea que tiene sus exigencias. Por tanto las posibilidades de que no se cumplan los plazos son muy altas, e incluso como consecuencia la aprobación de la subvención podría estar en riesgo.”

En conclusión, durante el proceso de implementación la burocracia nuevamente podría retrasar la ejecución de las actividades y el logro de los resultados en tiempo y forma, con la consecuente retracción de los trabajos y el cumplimiento de resultados, lo que generará el incumplimiento de los requisitos establecidos para el proceso de gestión y podría poner en riesgo la continuidad de la subvención. “Esta situación obviamente tendrá un efecto sobre la respuesta a la enfermedad en el país”, lamentó la ingeniera Myrian Caballero.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.