El 17 de mayo de 2012 a través de una conferencia de prensa virtual, la REDLACTRANS, la Alianza Internacional y ONUSIDA presentaron en sociedad una colección de estudios de caso sobre experiencias y lecciones aprendidas de organizaciones de personas trans en seis países de la región.  Esta colección está compuesta por una compilación con información sobre la problemática de las trans y el VIH, acompañada de un resumen de la información disponible sobre el tema.

Los seis estudios de caso y la compilación se publicarán también en inglés, y recopilan las experiencias de Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras y Uruguay. La coordinadora de la investigación fue Lidice López Tocón.

“La población trans experimenta violaciones de sus derechos humanos básicos, lo que las pone en una situación de vulnerabilidad frente al VIH”, explicó el Dr. César Nuñez, Director Regional del ONUSIDA, y agregó: “Solo cuando las trans vean reconocido el respeto a su identidad de género a nivel institucional y social y se les haya garantizado el acceso a los servicios de salud, al sistema educativo y a oportunidades de trabajo –entre otros derechos humanos–, podremos llegar a cero: cero nuevas infecciones por VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida.”

Hay dos hechos para destacar de esta publicación: por un lado, esta compilación incrementará el conocimiento sobre la temática trans en la región y en el mundo, lo que permitirá a los tomadores de decisiones mejorar los programas y abordajes existentes. Es decir que la publicación es en sí misma una valiosa herramienta para la incidencia política.

Por otro lado, el proceso ha sido enriquecedor. Los seis estudios de caso nacionales fueron desarrollados en cada país por una dupla de dos consultores nacionales, de los cuales una era una persona trans, y este es quizás un ejemplo de buenas prácticas. El proceso de desarrollo del estudio, realizado a fines de 2011, fue co-coordinado por la Alianza, la REDLACTRANS y ONUSIDA Regional, y contó con el apoyo de las organizaciones trans y líderes nacionales, como así también de los representantes de ONUSIDA en cada país.

Desde el año 2007 la Alianza Internacional ha intensificado su trabajo con la comunidad trans en el ámbito regional, a través del apoyo a la red, y en el ámbito nacional por medio de sus organizaciones de enlace en Bolivia, Perú, Ecuador, El Salvador y México, además de estar iniciando el trabajo en el caribe anglófono.

En la Conferencia Mundial de SIDA en México en 2008, la Alianza junto con la REDLACTRANS convocó a una conferencia de prensa sobre la crisis sanitaria y de derechos humanos en esta comunidad. Desde entonces los esfuerzos han continuado para alertar a la comunidad internacional y a los responsables en nuestros gobiernos de que el SIDA es la principal causa de muerte entre personas trans, seguido por una persistente violencia y crímenes de odio.

Mientras en la Argentina celebramos la reciente sanción de una Ley de Identidad de Género –un enorme avance en la lucha por la igualdad, la salud y los derechos humanos- en otros países de la región somos testigos de una espiral ascendente de violencia hacia las personas trans. En estos años hemos tratado de reflejar desde Corresponsales Clave esta situación, ofreciendo información y una herramienta para la reflexión.

Existe una compleja serie de factores que incrementan la vulnerabilidad de las personas trans al VIH, las infecciones de transmisión sexual y otras complicaciones de salud. Y a pesar de que hoy hay más conocimiento y conciencia pública sobre estos temas, no parecen existir grandes avances en la mayoría de los países. ¿Por qué? Quizás porque las personas trans han sido invisibilizadas como hombres que tienen sexo con hombres (HSH), porque tienen un muy pobre acceso a la salud, porque en muchos casos han sido excluidas o utilizadas en las respuestas nacionales al VIH y SIDA o porque en el mejor de los casos el tema ha sido abordado muy parcialmente, como un tema de salud pública.

Poco y nada avanzarán los esfuerzos en el área de la salud si no vienen acompañados por un fuerte trabajo en el ámbito normativo que reconozca su identidad de género; y una labor en el ámbito de la justicia y el gobierno que garantice una ‘tolerancia cero’ a la violencia, a los abusos y a los crímenes.

Muchas veces solas y casi siempre bajo amenazas, las personas trans están conformando y fortaleciendo un movimiento regional, sustentando en organizaciones nacionales que crecen y se posicionan, un hecho en sí mismo histórico y revolucionario, muy emparentado con los logros de las mujeres trabajadoras sexuales. Como dice Marcela Romero, coordinadora de la REDLACTRANS: “¡Vamos por todo!”. Un grito de batalla muy breve y contundente, que encierra mucha verdad.

Si no se realizan todos los cambios necesarios en las áreas legales, de salud integral, de prevención y de combate de la violencia y el crimen, como resultado de un abordaje multisectorial y “multi-ministerial”, no podremos mejorar este acuciante panorama. La situación de las personas trans frente al VIH y SIDA y otros temas ya mencionados son parte una crisis regional que requiere urgente atención. Hay que actuar ya, derribando la inercia de las formas de hacer las cosas que sabemos que no sirven y abandonando viejos paradigmas.

Para acceder a la compilación de los estudios de caso visite este vínculo: http://bit.ly/edccomes

Para obtener los estudios de caso de cada país, haga click en los siguientes vínculos: Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras y Uruguay.

Para acceder a la compilación en inglés visite este vínculo: http://bit.ly/cscomen

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.