Lucila "Lucy" Esquivel, Presidenta de UNES

En febrero pasado la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica (RedTraSex) inició la implementación de la Fase I del proyecto regional de ronda 10 del Fondo Mundial “Trabajadoras sexuales de Latinoamérica y el Caribe, trabajando para crear alternativas que disminuyan su vulnerabilidad al VIH: una estrategia regional para un verdadero impacto”.

En el marco de este proyecto, la semana pasada visitaron Asunción consultores y referentes de la red con el fin de realizar un diagnóstico de capacidades de la organización paraguaya Unidas en la Esperanza (UNES), integrante de la Junta Directiva de RedTraSex y nodo regional para la implementación de este proyecto. Aprovechando la visita, entrevistamos a sus protagonistas para conocer un poco más a fondo de qué se trata el diagnóstico y cómo marcha el trabajo de implementación.

Lucila Esquivel o Lucy, como es más conocida, es la actual Presidenta de UNES. Ella nos contó que estos últimos días estuvieron llenos de expectativas y ansiedad, pues eran conscientes de la responsabilidad que hoy les toca y el compromiso que deben asumir, que es un verdadero desafío. “Gracias a este diagnóstico podremos identificar nuestras fortalezas y debilidades y trabajar sobre ellas, permitiéndonos así estar preparadas para sumir los compromisos que implica este proyecto”, nos decía Lucy, además de comentarnos que próximamente trabajarán sobre los resultados del proceso en una reunión regional en la ciudad de Lima, Perú.

Corresponsal Clave (CC): ¿Qué expectativas tenían en relación a este proyecto de ronda 10?

Trabajando en el diagnóstico de capacidades

Lucy Esquivel (LE): Es una propuesta muy innovadora, que apunta principalmente a la incidencia política y al fortalecimiento institucional, a la lucha contra la discriminación y contra todo aquello que vulnere a las trabajadoras sexuales. Algo que deseo resaltar es se trata de la primera propuesta escrita desde la perspectiva y las necesidades identificadas por las propias compañeras, de manera que podríamos decir que es un proyecto hecho a medida, cosa que nos pone contentas y nos hace sentir orgullosas de lo logrado.

CC: ¿Qué sienten como organización por este gran paso que están dando?

LE: (Hondo suspiro) En realidad todas estamos con un ‘chucho’ en el corazón. Es emocionante saber que tu país va ser nodo regional, y que no solamente vamos a trabajar a nivel nacional sino también a nivel internacional. Es grande el desafío, la ansiedad y las ganas de comenzar el trabajo. Sé que será una experiencia muy buena y esperamos cumplir las expectativas, pero lo que más nos hace sentir seguras es ver y escuchar a Elena (Elena Reynaga, Secretaria Ejecutiva de la RedTraSex) y que nos halague por nuestro trabajo. Eso ya nos motiva muchísimo y nos sentimos fortalecidas gracias a su apoyo.

Buenaventura "Menchi" Cabañas, Vicepresidenta de UNES

Luego de conversar con Lucy conocimos a Buenaventura Cabañas o Menchi, como ella prefiere que la llamen. Menchi es una de las integrantes más activas de UNES y nos contó sobre sus inicios en la organización. Recordó emocionada que todo comenzó con un microemprendimiento, trabajando en la cocina de la organización. Poco a poco fue interesándose más y más en las actividades de UNES y recientemente fue elegida por sus compañeras como vicepresidenta de la organización. Según Menchi, lo más gratificante para ella fue conocer a Elena Reynaga, a quien describió como “una mujer que tiene el don de percibir el sentir de las compañeras. Sin necesidad de hablar mucho ella transmite fortaleza. Eso nos da mucha seguridad y es nuestro ejemplo a seguir.”

Seguimos nuestra entrevista con Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de la RedTraSex, quien nos comentó más en profundidad sobre el proyecto. Explicó que para realizar el diagnóstico vinieron a Paraguay no solo consultores y técnicos de la red, sino también un representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que es el receptor principal del proyecto. Esto se debe a que UNES requiere un análisis más profundo porque es la responsable de articular las tareas y acompañar el trabajo de las organizaciones del Cono Sur (otros nodos son Ecuador –por la región andina- y El Salvador –por Centroamérica y el Caribe).

CC: ¿Cómo ves a UNES en su rol de coordinadora del proyecto?

Elena Reynaga (ER): En realidad UNES es la semilla que vine a sembrar hace ocho años y hoy es un gran árbol con muchas ramas. Eso es muy reconfortante, es una alegría profunda ver a hoy a Lucy, a quien conocí sentada en el banco de una plaza de Asunción. Hoy es una gran lideresa, en la que podemos delegar responsabilidades de la red. Veo que todo valió la pena y estoy más que satisfecha.

CC: Este proyecto representa un gran logro para la RedTraSex. ¿Podrías contarnos brevemente cómo llegaron hasta aquí?

Elena Reynaga, Secretaria Ejecutiva de RedTraSex

ER: Hoy estamos aquí gracias a la Alianza Internacional, que hace nueve años confió en nosotras. Porque para los demás donantes, agencias u organizaciones internacionales nosotras nunca fuimos financiables, debido al estigma que pesa sobre nosotras. Todos decían que nos íbamos a robar los recursos, que no sabríamos ejecutar los proyectos porque no teníamos estudios. La Alianza fue la única que decidió confiar en nostras y gracias a eso hoy podemos mostrar el fruto de nuestro trabajo y demostrar que somos capaces. Robar lo puede hacer cualquiera, lo puede hacer el gobierno, las grandes organizaciones, en fin: en todas partes hay buenas y malas personas. Muchas organizaciones hoy pueden vernos como ejemplo, y eso es lo más maravilloso que tenemos, el trabajo bien hecho.

CC: Para finalizar, ¿qué mensaje quisieras dar a otras organizaciones de la sociedad civil?

ER: Que el Fondo Mundial no es eterno; en algún momento se va ir y por eso debemos aprovecharlo y hacer los cambios profundos nosotras mismas. Debemos lograr el reconocimiento de nuestros derechos y pelear juntas, permanecer unidas. Porque las luchas se ganan en la calle y los derechos se ganan trabajando juntos, así que llamo a la unidad de todas las ONG para comenzar a trabajar unidos, ganar espacios y exigir al gobierno que se haga cargo de nuestras necesidades como seres humanos.

Sin dudas les espera un arduo recorrido por delante, lleno de nuevos desafíos. Pero la confianza que las integrantes de UNES tienen en sus propias capacidades y el apoyo de una red con años de experiencia, hará el camino más llano. Seguramente podamos reencontrarnos en un corto plazo con una organización mucho más fuerte en su trabajo por una sociedad más justa.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.