En menos de tres meses dará comienzo el VI Foro Latinoamericano y del Caribe sobre VIH/SIDA e ITS en Sao Paulo, organizado por el Grupo de Cooperación Técnica Horizontal (GCTH). Se trata de nuestra “conferencia regional” y se realiza cada tres años.

La mejor descripción del Foro regional es que es “un gran elefante en la sala”, metáfora anglosajona que hace referencia a algo de lo que no se habla pero está, con una presencia del tamaño de este mamífero en nuestro comedor. ¿Cómo ignorarlo? ¿Cuánto tiempo falta para que su presencia sea ineludible? El Foro es algo de lo que poco se habla en la región, en primera instancia por parte de sus organizadores y auspiciantes, como así tampoco por parte del resto de la sociedad civil y actores clave.


Congreso nacional

Para empezar analicemos los múltiples títulos de un mismo evento: IX Congreso Brasileño de Prevención de ITS y SIDA, II Congreso Brasileño de Prevención de la Hepatitis Viral, VI Foro Latinoamericano y del Caribe de ITS y SIDA y V Foro Comunitario de Latinoamérica y el Caribe en VIH/SIDA e ITS. Cuatro eventos en cuatro días. Off y on the record los colegas describen a este evento como un congreso brasileño sobre SIDA y hepatitis con la participación de algunos invitados regionales. Y quizás lo primero sea empezar a asumir los hechos como son, moderar las expectativas y clarificar las confusiones.

V Foro 2009 en Lima, Perú

La de arriba es una afirmación que se sustenta en evidencias. Por ejemplo, que la mayoría de los trabajos aceptados para ser presentados en sesiones orales son de autores brasileños, que el 100% de los beneficiarios de becas totales y la mayoría de las becas parciales son para personas de Brasil. El listado de trabajos orales está disponible en este vínculo, la becas totales en este y las parciales en este otro.

La triste realidad de los Foros

En alguna otra oportunidad hemos descripto las debilidades intrínsecas de los foros regionales, pero nunca está de más recordar algunas:

- El Foro es un evento organizado por el GCHT con la participación de las redes regionales comunitarias. Las redes vienen fluctuando en su relación con el GCTH, recientemente de mal en peor. Hace diez años más o menos que ningún donante significativo ha invertido recursos financieros en este evento.

- Los foros cuentan con un presupuesto de más de seis cifras y la realidad es que suceden con una inversión diez veces menor. El país anfitrión es el “afortunado” que suele pagar de su propio presupuesto el 80% o más de los gastos del evento.

V Foro 2009 en Lima, Perú

- El programa del Foro es pobre y se sigue empobreciendo. Los Foros vienen perdiendo rigor científico y relevancia en sus programas desde sus últimas ediciones. No solo sus participantes aprenden y comparten cada vez menos sino que vienen siendo una oportunidad perdida para la construcción de una agenda política regional. Las conferencias de ICASA o ICAAP, de África y Asia respectivamente, discuten temas prioritarios que son llevados a diferentes espacios de la Conferencia Internacional sobre SIDA; el Foro no.

- A falta de recursos para becas, hace más de una década el GCTH creó los comités de país para que entre otras cosas movilicen recursos financieros domésticos para asegurar la presencia en el Foro. La gran mayoría de los pocos comités de país que han logrado sesionar solo han movilizado a un grupo de personas alrededor de una mesa. Los gobiernos que forman parte del GCTH a través de sus jefes de programas no han aportado recursos más allá de la eventualidad de ser el afortunado anfitrión.


Algunas noticias desde Brasil

En un reciente comunicado, suscripto por algunas de las redes regionales, se informa lo siguiente: a la fecha ningún país a excepción de Brasil ha contribuido financieramente con el Foro. Las redes han contribuido en la conformación de la agenda del Foro Comunitario exclusivamente. Las redes, reunidas virtualmente –y solo la mitad de ellas-, acordaron continuar apoyando la organización del Foro a pesar de que prácticamente no han recibido respuesta del GCTH. El comité organizador cuenta con 100 becas,  50 de las cuales ya han sido asignadas a los panelistas. Esto permitiría llevar alrededor de 2 personas por país de la región.  Es decir, un congreso nacional con algunos invitados internacionales.


Pruebas rápidas

En otro orden de cosas, el Comité Organizador del Foro ha propuesto la realización de pruebas rápidas de VIH. Rara propuesta si las hay. Aún cuando nadie discute la eficacia de las pruebas rápidas en un contexto local, voluntario, confidencial y aconsejado (pre y post), ¿cómo podrán los organizadores asegurar esto con los delegados?; ¿les darán el resultado al final del evento –pienso con ironía- para no afectar su integridad psicológica y su participación en el Foro?; ¿por qué alguien viajaría miles de kilómetros a Brasil, a un congreso sobre SIDA, para saber su estado serológico? Con la salvedad de que el gobierno solo proveerá la prueba rápida y nada más, no habrá disponibles otras pruebas ni tratamiento, como es lógico y previsible. Me parece que esta propuesta del Comité Organizador es un perfecto ejemplo de un espacio y un contexto donde no se debe utilizar la oferta de pruebas rápidas.


¿Hay futuro para el Foro?

Es importante rescatar el hecho de que una vez mas un país y un gobierno, en este caso el brasileño, se echa al hombro el Foro o algo parecido a este. Si algo o poco se ha hecho fue gracias al gobierno y al Comité local, que incluye a los colegas de LACCASO entre otros. También ha sido sumamente placentero revisar la lista de trabajos presentados, en su gran mayoría de autores locales, comprobando la permanencia de una vibrante riqueza y diversidad de la respuesta al SIDA, las ITS y la hepatitis en Brasil. Parabéns!

V Foro 2009 en Lima, Perú

Pero el GCTH ha sido una vez más la “madre abandónica” que deja librado al azar, pero no suelta del todo, a este evento de errática existencia, al que solo reconocerá como propio con un discurso de pura retórica en la ceremonia de apertura por parte de alguno de sus responsables. El Foro no es la única “criatura” huérfana del GCTH: lo es también la Delegación de América Latina y el Caribe en la Junta del Fondo Mundial.

Se viene una nueva temporada de colegas desconcertados, desinformados y defraudados que se quedarán a fines de agosto en sus casas a lo largo y ancho de la región. Habrá una vez más pase de facturas y reproches, pero sobre todo una nueva oportunidad desperdiciada. Me atrevería a decir que hay más afán de llegar a la conferencia internacional –que ocurre un mes antes- que a la regional, lo que es muy comprensible pero sumamente paradójico.

Va siendo hora de que el GCTH devuelva el Foro a la región. La conferencia regional sobre VIH/SIDA e ITS, un producto hoy cautivo, es un espacio necesario y lleno de potencial para aprender, compartir y desarrollar una agenda política regional. ¡Devuélvanlo ahora, de una vez y sin excusas!

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.