Dr. César Núñez, Yahir Zabaleta, Pablo Aguilera, Mariana Iacono y Debora Fiore

El anuncio lo dio a conocer Mariana Iácono durante el “Talk Show: Las y los jóvenes que viven con VIH de América Latina y su papel en la respuesta al VIH”.

“El evento se llevará a cabo en el mes de diciembre en Panamá y contará con la participación de un representante de cada país de América Latina y dos en el caso de que se cuente con una red de jóvenes positivos en el país, como es el caso de Brasil, República Dominicana y Argentina”, afirmó Iácono. Esta será la oportunidad perfecta para poner en marcha la Red de Jóvenes Positivos de América Latina que cuenta con el apoyo de la oficina regional de ONUSIDA.

César Núñez, Coordinador de ONUSIDA, afirmó que se deben articular los procesos entre las distintas poblaciones de jóvenes, como por ejemplo, los gays, lesbianas, bisexuales y trans (LGBT,) usuarios de drogas, trabajador@s sexuales, mujeres, etc., y reafirmó su apoyo a la iniciativa de jóvenes positivos de la región. Afirmó que su compromiso se verá reflejado en el apoyo y en el posicionamiento de un joven de la región en el programa de juventud del organismo.

Entre las dificultades que tienes las y los jóvenes para acceder a procesos de participación cuando se trabaja en la respuesta al VIH, Mariana argumentó que “la falta de conocimiento del idioma inglés se convierte en una gran barrera cuando la mayoría de eventos internacionales sobre el tema se dan en este idioma”. Pablo Aguilera de la Red de Jóvenes Positivos de México dijo que “no solo es encontrar el espacio para adquirir el conocimento sino también las herramientas para hacerlo, tomando como ejemplo la población juvenil que vive en comunidades no urbanas y que no tienen acceso a la participación activa de los procesos”.

De esto nace la iniciativa de crear la Red de Jóvenes Positivos de América Latina incentivando la creación de las redes nacionales. Actualmente solo Brasil, República Dominicana, Argentinay Bolivia cuentan con una, mientras que México, Ecuador y Honduras trabajan en su construcción.

Teniendo en cuenta que las situaciones son distintas de un país a otro, hay algo en común y es la falta de visibilidad de las y los jóvenes positivos, lo cual hace necesaria la integración de la agenda de juventud con otras agendas como migración y trabajo para utilizar bien estos espacios”, afirmó Yahir Zabaleta de Espolea.

Hacia el final de la sesión, moderada por Débora Fiore, Coordinadora de Comunicaciones de la Fundación Huésped, se otorgó la palabra a las y los jóvenes participantes para que dieran a conocer cuáles eran sus peticiones y los logros que se deben conseguir. Entre estos estuvieron la educación sexual integral, las posibilidades de un marco legal para tener acceso libre de discriminación cuando se visibilizan positivos (en especial en cuanto al mercado laboral), capacitación técnica para que la participación en las redes sea clave como actores, la integración de jóvenes indígenas, privados de la libertad e inmigrantes, acceso a pruebas para menores de edad y la articulación con personas trans por la combinación de tratamientos hormonales con tratamientos antirretrovirales.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.