“De acuerdo con Navanethem Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, los derechos humanos son verdaderamente el derecho que todo ser humano tiene al nacer”. Con esta frase comenzó su presentación el Dr. César Núñez, Director del Equipo de Apoyo Regional de ONUSIDA Latinoamérica.

“Existen patrones de violencia y discriminación hacia las personas gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersex (GLBTI). Cualquier ataque a estas poblaciones es un ataque a las Naciones Unidas. Así lo reconoció el Secretario de Naciones Unidas”, explicó Núñez.

A continuación presentó la infografía de ONUSIDA, realizada en base a un estudio, sobre los cinco miedos que la población GLBTI reconoció tener: a develar mi condición de gay, a realizarme una prueba de VIH, a no poder conseguir preservativos y lubricantes, a asistir a una clínica y a no conseguir tratamientos.

“En América Latina a las personas trans no se les reconoce su identidad de género, tanto gays como trans son víctimas de violencia y crímenes de odio y los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) tienen quince veces más posibilidades de infectarse con VIH”, explicó el representante de ONUSIDA, quien finalmente explicó los “tres 0”: cero nuevos casos de infección por VIH, cero discriminaciones y creo muertes relacionadas con el SIDA.

Marcela Romero, Secretaria Ejecutiva de la REDLACTRANS, presentó el proceso de incidencia política que culminó con la sanción de la Ley de Identidad de Género en la República Argentina. Para mayor información hemos publicado un artículo detallado en este vínculo.

Simón Cazal, de la organización Somos Gay de Paraguay, presentó el trabajo de su organización, pionera en su país en la innovación de estrategias efectivas contra la homofobia, líder en la mejora de la prevención del VIH y el sida y en la defensa de los derechos de las personas afectadas por el virus. Habló sobre el programa de acceso a la asesoría y prueba voluntaria de VIH para gays, lesbianas y trans, que consiste de los siguientes servicios:

Área Línea de Ayuda: Este servicio es pionero en Paraguay. A través del mismo se ofrecerá una consejería especializada en orientación y derivación específica que permita atender algunas de las necesidades de las personas LGBT en esta área.

Área Prevención para varones: Es el área que tiene a su cargo lo relacionado con la salud sexual de los varones, desde una perspectiva de derechos y equidad. Sus actividades y proyectos abarcan lo relacionado con la prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Área Centro de Testeo: Esta iniciativa busca transformar el servicio de consejería y testeo en uno adaptado a las necesidades de la ciudadanía y enfocado desde la perspectiva del usuario. Se espera que la evidencia generada por las buenas prácticas en la implementación de este servicio sirva para mejorar los demás ofrecidos por el resto del sistema sanitario nacional.

Cazal reconoció que el trabajo de la organización debe enfrentar varios desafíos, entre los que se cuentan: generar, sistematizar y difundir buenas prácticas que ayuden a mejorar los servicios de consejería y testeo voluntarios; ampliar el alcance de los servicios a nivel nacional; fortalecer a las organizaciones comunitarias para que puedan extender el servicio; continuar con las campañas de sensibilización para “desestigmatizar” la prueba y fortalecer el concepto de «test and treat» como estrategia efectiva de prevención.

Finalmente, Cazal analizó el impacto que la interrupción de la vida democrática en el Paraguay tiene para los grupos de la diversidad sexual. Desde este espacio de Corresponsales Clave repudiamos el golpe institucional a Presidente Lugo, que deja al país hermano sin democracia y aislado de la región.

Rodrigo Pascal, Asesor de asocio de la Secretaría de ONUSIDA en Ginebra, explicó cuáles son los alcances del Marco de Inversión del SIDA para las poblaciones clave y expresó que tanto los esfuerzos como la inversión se deben canalizar en los “habilitadores esenciales” (ver el gráfico abajo).

La sesión fue sumamente interesante para comparar diferentes programas e iniciativas centradas en la población GLTBI y un eje en común: los derechos humanos. Un ejercicio interesante que se debe repetir en los eventos, un espacio para ver lo que hacemos pero atravesado por un eje en común que nos permite aprender, compartir y replicar. ONUSIDA ha sido siempre punta de lanza en gestión de conocimientos, en particular con las temáticas que aún algunos gobiernos persisten en omitir.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.