Maurice Tomlinson

Los ponentes de la sesión “Excusas para llegar a cero: comprensión y tratamiento del estigma y la discriminación relacionados con el VIH” dieron a conocer cómo el estigma y la discriminación ponen barreras a los servicios de salud. Es necesario redirigir los programas, trabajar para generar cambios políticos y dirigir el apoyo a la protección de los derechos humanos de los individuos.

Maurice Tomlinson de Jamaica indagó sobre los precedentes de criminalización del VIH en el mundo, dando a conocer casos específicos donde las leyes son utilizadas para promover el estigma y la discriminación, donde se penalizan actos de transmisión. Señaló que Estados Unidos es el país número 1 del mundo en leyes discriminatorias, teniendo 34 estados donde se penaliza la transmisión del VIH; Canadá es el segundo.

Ejemplos de criminalización han sido la pena de 35 años de cárcel a un afroamericano viviendo con VIH por escupir a un policía y personas que han sido privadas de su libertad por donar sangre.

En Namibia, los problemas de estigma y discriminación se han hecho presentes en la estirilización o la terminación obligada de embarazos a mujeres que viven con VIH. Shari Margolese, activista canadiense, afirmó que el manejo del lenguaje es crucial para evitar discriminar y generar estigma, como cuando se dice “transmisión de madre a hijo”, dejando como culpable a la madre cuando en realidad ninguna mujer quisiera transmitir el virus a su hijo, por eso debe llamarse “transmisión vertical”.

Laura Nyblade, directora del programa de estigma, discriminación y género del International Center for Research on Women, argumentó que deben existir programas para la reducción del estigma y la discriminación, educación para los profesionales que atienden los servicios de salud, cambiar las políticas que van en contra del maltrato hacia la mujer, exigir la ayuda legal y empoderar a la comunidad para reducir los mitos de transmisión del VIH que son los que generan también el rechazo por desconocimiento. Dio a concer el programa Stigma Action Network que es una red que está buscando terminar con el estigma y la discriminación relacionada con el VIH en el mundo a través del trabajo en red virtual.

Por último, Khuat Thi Hai Danh del centro de soporte de desarrollo de nuevas iniciativas de Vietnam, hizo énfasis en las problemáticas familiares que generan el estigma y la discriminación y la pérdida de unión familiar para personas trabajadoras sexuales y usuarios de drogas que sufren el rechazo no solo de sus comunidades si no también de su núcleo al ser considerados “Social Evils” (males sociales). Esto genera una problemática en dos niveles: el de cada individuo y el social, por lo que se debe tratar de encontrar formas diferentes para dar respuesta trabajando la autoestima de las personas y abriendo las relaciones comunicacionales en los programas que dan respuesta.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.