La Secretaria de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, Hillary Clinton, tomó el estrado de la plenaria agradeciéndole a todo el público y delegados de la conferencia, por ser parte de los verdaderos agentes del cambio. En los primeros instantes se desarrollaron un par de demostraciones dentro de la sala y Hillary respondió con soltura: “¿Qué sería de una conferencia de SIDA sin una pequeña protesta? Porque no todo el mundo está satisfecho con lo que hemos hecho.”

“Bienvenidos a los Estados Unidos, estamos muy felices de que podamos decir esto finalmente. Quiero primero que nada saludar a la gente que hace este trabajo extraordinario que nos permite soñar con una generación libre de SIDA. Soñar que el SIDA ya no es una sentencia de muerte”, refirió Hillary Clinton al comenzar su presentación.

“El Plan Presidencial de Emergencia de SIDA ha pasado del abordaje de emergencia al modo sostenible. Ahora podemos decir que tenemos una muy buena coordinación con el Fondo Mundial y definimos dónde invierte uno en el otro. Para el Día Mundial de Lucha contra el SIDA habremos cumplido la meta de 6 millones de personas en tratamiento, y para ello emplearemos también medicamentos genéricos. En la misma fecha el Embajador Goosby les presentará la hoja de ruta de nuestro gobierno para lograr una generación libre de SIDA”, explicó Clinton.

“Hemos escuchado recientemente preocupaciones sobre nuestro compromiso con la lucha contra el SIDA. Hemos llegado tan lejos ahora. Estamos relanzando nuestro compromiso y lucharemos dentro de este país para asegurar estos recursos. ¿Qué es una generación libre de SIDA? Es una donde ningún niño nace con VIH, ningún niño cuando crezca y se transforme en adolescente y adulto tenga riesgo de contraerlo y que aquellas personas que viven con VIH accedan a los tratamientos que requieren. ¿Cuál es el abordaje para la prevención? Condones, asesoría y prueba voluntaria, tratamiento como prevención, circuncisión voluntaria de hombres adultos y erradicar la transmisión vertical. Si alguien no está excitado con todo esto, me avisa que le tomamos el pulso”, agregó.

“El 60% de las personas viviendo con VIH en África Subsahariana son mujeres y las mujeres positivas deben tener el derecho de ser o no madres; si quieren serlo, poder tener hijos VIH negativos. Somos conscientes de la necesidad de llegar a las poblaciones en mayor riesgo, donde se concentra la epidemia. Si queremos robar dinero debemos ir donde lo hay, un banco. Por eso nuestro gobierno tiene el orgullo de presentar un fondo de 15 millones para identificar intervenciones en poblaciones más vulnerables, un mecanismo (Challenge Fund) para expandir servicios a estos grupos y una contribución de dos millones al Fondo Robert Carr (para hombres que tienen sexo con hombres y trans)”, concluyó Clinton.

Todos hubiéramos querido escuchar en una sesión de la conferencia al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pero nos hemos tenido que conformar con la Secretaria de Estado, quien por suerte es una excelente e inspiradora oradora. Al final del día, desde el Poder Ejecutivo de este país, la responsabilidad sobre las decisiones financieras y estratégicas de la lucha mundial contra el SIDA están dirigidas por su cartera. Hillary Clinton y Sheila Tlou de ONUSIDA sin duda energizaron a la muchedumbre que aún intentaba despertar de la pesadilla de la ceremonia de apertura.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.