“Empleo” fue la palabra más repetida en la sesión “Impacto del VIH en comunidades transgénero”. Así quedó claro luego de que JoAnne Keathley y Cecilia Chung de Estados Unidos, Manisha Dakal de Vietnam y Marcela Romero de Argentina lo nombraran en sus respectivas ponencias.

La sesión que inició con el video de Khartini Slamah, ponente que debería estar presente en el salón 6, donde se realizó esta conferencia, pero que por motivos que ya muchos conocen -las barreras para entrar a los Estados Unidos a trabajadores/as sexuales y usuarios de drogas- no pudo asistir, envió su video realizado en el Festival de Libertades para personas que ejercen el trabajo sexual, que se realiza en Calcuta, India. Allí dio a conocer su punto de vista para no poner en práctica la equidad y el respeto por la identidad en Washington tras las negativas de otorgar la visa a trabajadoras sexuales.

Si bien la sesión estuvo marcada por números y más números, cifras y más cifras -no diferenciada de muchas de las otras sesiones-, sirvió para conocer experiencias exitosas en distintas latitudes del mundo, como el caso de Vietnam, donde las mujeres transgénero han logrado llegar a los altos mandos del gobierno local, teniendo a la cabeza de uno de los partidos políticos más importantes del país a una mujer trans.

Marcela Romero

Mientras Mauro Cabral hacía referencia a los Principios de Yakarta -y más de uno aprovechó para echarse una siesta-, JoAnne Keathley del Centro de Excelencia para la Salud Transgénero de Estados Unidos exigía “lo mejor que pueden hacer por las personas trans es contratarnos”, exigiendo empleo, empleo y más empleo para personas transgénero.

Cecilia Chung, quien tenía a cargo la ponencia sobre migración trans, se dedicó a decirnos lo que ya sabíamos: por qué las trans migran dentro de sus países o internacionalmente, sus consecuencias y sus posibilidades. ¿Razones? Las que todos sabemos: búsqueda de mejor vida, salir de la pobreza, persecución, leyes discriminatorias, falta de trabajo y problemas de documentación.

Marcela Romero sobresalió por sus apuntes directos como: “La identidad de género es el reconocimiento para poder acceder a todos nuestros Derechos” o “los Gobiernos son cómplices de la prevalencia y la situación en la que vivimos las transgénero en el mundo” -haciendo referencia a la ley de identidad de género recientemente aprobada en Argentina.

Romero afirmó que la democracia tiene una deuda con las personas trans y esa democracia se llama ley de identidad de género. Enfatizó que se debe trabajar de la mano de los financiadores, los estados y los gobiernos para exigir servicios de salud amigables con profesionales capacitados. “No somos personas peligrosas, estamos en peligro”, cerró Marcela Romero.

Cabe resaltar que la REDLACTRANS, de la cual Marcelo Romero es su Coordinadora Regional, dio a conocer el día anterior el estudio “Construyendo una realidad de Derechos”, compilación de estudios de caso de experiencias de organizaciones de personas trans. Para más información de este estudio se puede revisar el siguiente link de Portal Sida.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.