Del Mundial de Fútbol Gay de la Asociación Internacional de Fútbol Lésbico Gay (IGLFA, por sus siglas en inglés) participaron ocho equipos de diversos países del mundo. El equipo campeón de la competencia fue SAFGAY (Selección Argentina de Futbolistas Gays) y contó con el patrocinio de ONUSIDA para esta justa deportiva. Walter García Schwindt firmó el compromiso de sacarle la tarjeta roja al SIDA a nombre de su equipo, y es uno de los participantes de la campaña en Argentina, junto con el capitán del equipo argentino Cristian Paré.

También firmaron los capitanes de Uruguay Celeste -subcampeón del torneo-, Dogos Deportistas Argentinos Gays –medalla de bronce-, TRI GAY –cuarto lugar y anfitrión del campeonato, London Titans de Inglaterra, San Francisco Spykes I de Estados Unidos, Sidney Rangers de Australia y San Francisco Spykes II.

Sin embargo, el mensaje llegó a muchos más equipos de todo el mundo debido a que los participantes provenientes de países como Bélgica, Japón, y de equipos que no participaron de México (Guadalajara) y Estados Unidos, también firmaron este acuerdo, y llevarán el mensaje de prevención del VIH a sus equipos.

En esta ocasión participaron principalmente jugadores homosexuales y heterosexuales, pero también una jugadora trans con el equipo anfitrión, conocida dentro del TRI GAY con el nombre de Vanessa, quien tuvo participación en cuatro de los siete partidos que disputó el representativo rosa mexicano.

“Desde México, tenemos que sacarle la tarjeta roja al SIDA y reducir a la mitad la transmisión sexual del VIH entre hombres gays y mujeres transexuales alrededor del mundo. Juntos podemos reducir al 50% la transmisión sexual del VIH entre hombres gays y mujeres trans”, sentencia la publicidad de ONUSIDA, que en México está coordinada por Mónica Rodríguez, Coordinadora del Equipo Conjunto sobre VIH/SIDA de Naciones Unidas.

De acuerdo con la información del portal de ONUSIDA, el participar con esta campaña en el campeonato de gays, lesbianas, trans y bisexuales responde a la alarmante estadística de violaciones a los derechos humanos de las personas pertenecientes a estos grupos, debido al estigma y la discriminación que se vive en América Latina, lo cual aumenta su vulnerabilidad al VIH.

Por poner un ejemplo sobre estas estadísticas, la primera semana de julio se dieron a conocer dos nuevos asesinatos de personas trans en México, en el estado de Nayarit, muy cerca de su capital, Tepic. Así como el del joven periodista Juan Pablo Bravo González el pasado 8 de julio. Esto aumenta la lista de los recientes asesinatos, tras los acontecidos con Agnes Torres en Puebla, Lulú en Venezuela y el joven gay Daniel Zamudio en Chile. Estos son algunos de los casos conocidos.

“La experiencia muestra que cuando se estigmatiza a las personas por su orientación sexual o su identidad de género, es menos probable que accedan a los servicios sanitarios y a la información sobre la prevención del VIH”, expresó César Núñez, director regional de ONUSIDA para América Latina. “Los estudios en América Latina muestran unas tasas de prevalencia del VIH en torno al 10% entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Entre la población transgénero, la prevalencia del VIH es incluso mayor, entre el 20 y el 28%”, añadió.

El ejemplo de los jugadores que participan en estos torneos es muy importante para las poblaciones de jóvenes gays y trans de sus respectivos países, pues “los jugadores de fútbol que se unen a la campaña pueden motivar a las personas a conocer los datos sobre el SIDA, a protegerse a sí mismos y a combatir el estigma y la discriminación contra las personas que viven con el VIH y las personas LGBT”, declaró Rubén Mayorga, coordinador de país de ONUSIDA para Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile.

Como Presidente del Comité Organizador y Director General del TRI GAY, pero más como participante del mundial, fue un gran orgullo participar de esta campaña que fomenta los mismos valores del TRI GAY: Triunfo, Respeto e Inclusión, que fueron los que promovimos durante el torneo, y que por falta de un presupuesto amplio, no pudimos llevar con más acciones. Fue vital el apoyo de ONUSIDA para llevar el mensaje de prevención con el que el TRI GAY está comprometido. Y también el apoyo de Sonia Bayardo y Fabby Méndez, autora e intérprete respectivamente del tema oficial del Mundial que también habla del respeto y la igualdad y la universalidad del futbol.

“Saca tarjeta roja al SIDA” es una campaña que ha estado presente en países como Ucrania, Japón, Mozambique entre otros, apoyado por sus respectivas Federaciones de Fútbol; ha tenido entre sus promotores a jugadores de la talla de Andriy Schevchenko, Michael Ballack y Emmanuel Adebayor; ha sensibilizado a los aficionados y participantes de torneos como la Copa Africana de Fútbol Femenino, los Juegos Panafricanos y la Euro 2012; promoviendo la prevención de la transmisión vertical, entre la juventud en general, en la población africana, y ahora en la población de hombres gays y mujeres trans.

La visión de esta campaña es llegar a cero nuevas infecciones por VIH, cero actos de discriminación y cero muertes relacionadas con el SIDA. Se lanzó en junio de 2010 con motivo de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y en dos años ha recorrido el mundo. El fútbol es una gran herramienta para llevar a todos los rincones del planeta mensajes sociales y con el ejemplo de los deportistas, la juventud tiene más posibilidades de ser empoderada en el respeto a sus derechos y en la prevención del VIH.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.