Por: James Kityo, Corresponsal Clave para Uganda – The Key Correspondents Team.
Traducción de Jennifer Stanley-Smith

El Padre Simon Lokodo, Ministro de Ética e Integridad de Uganda, ha causado revuelo entre los activistas de derechos humanos tras desafiar al Presidente Obama y otros líderes occidentales a que dejen de dar asistencia a Uganda si el dinero ingresa al país para reconocer los derechos de gays y lesbianas.

El padre Lokodo dijo: “Ahora andan sueltos pero los estamos siguiendo [refiriéndose a lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex - LGBTI] y vamos a asegurarnos de hacer todo lo necesario para hacerlos rendir cuentas. Deseamos que todo el mundo sepa que no hay lugar para la homosexualidad y las lesbianas en Uganda. Mejor morirnos pobres antes que perder nuestra dignidad como ugandeses.”

El Ministro hizo estos comentarios luego de una nueva ofensiva contra las personas LGBTI en Uganda.

La policía ugandesa allanó un taller de formación para defensores de los derechos humanos el pasado 18 de junio. El taller fue organizado por el Proyecto de Defensores de los Derechos Humanos del Este y Cuerno de África (EHAHRDP, por sus siglas en inglés). La policía interrogó uno por uno a los participantes después de ingresar por la fuerza a sus cuartos de hotel. Varios participantes fueron detenidos, interrogados y luego puestos en libertad por la policía.

EHAHRDP organizó el taller en el Hotel Rural de Esella, Najjera, Kampala, para capacitar a defensores LGBTI sobre cómo monitorear, documentar y reportar las violaciones a los derechos humanos. El taller reunió a 20 activistas de los derechos humanos de Uganda, Ruanda, Tanzania y Kenia, y siete miembros del equipo y pasantes de EHAHRDP.

El jefe del Departamento Metropolitano de Investigaciones Criminales de Kampala interrogó a varias personas, entre ellos Paul Njogore de Freedom House (Casa de la  Libertad), Jane Wothaya Thirikwa de Gay Kenya Trust (Fundación Gay de Kenya), un ciudadano canadiense llamado Neil Blazevic y Tabitha Netuwa de EHAHRDP. Luego los detuvieron durante un tiempo en una camioneta de policía y les dijeron que los llevarían a la estación de policía de la calle Kira.

Julian Pepe, un activista LGBTI, dijo: “Yo soy una persona LGBTI así que mi comunidad es una comunidad LGBTI. El ministro puso fin a la reunión… por lo cual estamos buscando un resarcimiento legal. Está interfiriendo con nuestro derecho a asociarnos y nuestro derecho a la información. Pero acudimos al tribunal para denunciar todo esto porque tenemos juzgados de ley.”

David Bahati, quien presentó el proyecto de ley contra la homosexualidad en el parlamento ugandés, dijo: “Agradecemos a la policía por dispersar a las personas LGBTI. El presidente de la comisión de asuntos legales y parlamentarios nos ha prometido que el proyecto anti-gay será presentado en la próxima sesión parlamentaria que comienza la semana que viene.”

Este proyecto de ley, si es aprobado, penalizará todas las actividades de las personas LGBTI y sus asociados.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.