La Presidenta de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA), Marcela Romero, enumera rápidamente: salud, educación, empleo, igualdad. No es una letanía; son los derechos por los que ha trabajado constantemente. No son palabras que usa para un discurso o para cubrir la cuota de tiempo en una conferencia; son los derechos que exige se cumplan para sus compañeras y amigas. Sabe que si llegan para las demás, ella los ejercerá. Si conjuga el “nosotras y nosotros”, sus sueños llegan en primera persona.

Marcela habla de los derechos que defiende y por los que trabaja. Defensa y trabajo que la hicieron merecedora del reconocimiento como Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires por su trabajo en derechos humanos. La nominación surgió a partir de un proyecto presentado por la diputada María Rachid del Frente para la Victoria, quien antes de la votación presentó así el trabajo de esta activista en defensa de los derechos de la comunidad trans de Argentina:

“Celebrar que hoy que se va a votar una declaración de personalidad destacada de Marcela Romero, una compañera que es coordinadora general de ATTTA y Secretaria General de la Federación Argentina LGBT. ATTTA es la organización más representativa de personas trans en Argentina, que también ha formado una red regional de personas trans (REDLACTRANS) y ha sido la principal protagonista e impulsora de la Ley de Identidad de Género en el país”.

Al nombrar personalidad destacada a Marcela Romero también se reconoce que “es fundamental el trabajo de las organizaciones sociales en materia de avances en derechos humanos en la ciudad y en el país. Personas como Marcela son las protagonistas de esto”, aseguró la diputada María Rachid.

Escuchando estas palabras y luego de la votación (50 votos a favor y 0 en contra), Marcela Romero recibió un aplauso de la Legislatura, pero especialmente de quienes la acompañan desde antes de que su nombre figurara como personalidad destacada: sus amigas y amigos, quienes han compartido los alcances de la persistencia y firmeza de exigir derechos e igualdad como la aprobación del Matrimonio Igualitario, la Ley de Identidad de Género y, recientemente, la noticia del primer bebé con dos padres registrado en Buenos Aires. La también Secretaria General de la Federación Argentina LGBT, orgullosa, se tomaba la fotografía del recuerdo con los y las integrantes de ATTTA.

“Fue unánime. No se votó a una persona sino a una comunidad. Esto demuestra que sin importar el partido, se votó sin prejuicios”, dice Marcela y también lanza otra meta para las siguientes elecciones: “Ganar espacios, hacer incidencia política para visibilizarnos, que una de ellas o ellos puedan estar en una de las bancas, puedan ocupar estos espacios en las próximas elecciones.”

Recibir el reconocimiento como personalidad destacada, estar presentes mientras los diputados votaban contribuye a eliminar prejuicios sobre los espacios para la población trans, por eso Marcela insiste en que “al recibir la distinción y al visibilizarnos estamos cambiando la mentalidad a los parlamentarios, para que entiendan que somos personas con derechos.”

En 2009, la Cámara de Diputados de la Nación nombró a Marcela Romero “Mujer destacada del año”. Hoy también festeja ese logro, pero en cada entrevista recuerda la tarea pendiente en América Latina: que a la población trans se le respeten sus derechos. Su acento es porteño, pero su voz arrastra también la preocupación de las mujeres trans de Honduras, México, Perú, Ecuador, Nicaragua. Fue nombrada personalidad destacada en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, pero el reconocimiento trasciende todos aquellos países en los que Marcela se ha convertido en compañera de lucha por la igualdad de la comunidad trans.

Imágenes tomadas por Danielle Villasana.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.