El pasado jueves, en el marco del VI Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH SIDA e ITS, tuvo lugar una reunión de intercambio entre Luiz Loures, Director de la Oficina Ejecutiva de ONUSIDA, y representantes de las distintas redes de jóvenes viviendo con VIH de la región. Participaron jóvenes de Argentina, Brasil y México. También estuvieron presentes el Dr. César Núñez, director del Equipo de Apoyo Regional de ONUSIDA para América Latina, y Eduardo Barbosa, director adjunto del Departamento de ITS, VIH/SIDA y hepatitis virales del Ministerio de Salud de Brasil.

Para Loures el trabajo con los jóvenes es prioridad en la agenda de ONUSIDA y planteó la necesidad de escuchar sus demandas, porque el organismo se encuentra en plena fase de revisión y reorganización.

Mariana Iácono, representante de la Red Argentina de Mujeres viviendo con VIH o SIDA y con amplio trabajo en la red de jóvenes, contó cómo las redes que han surgido y siguen surgiendo en Latinoamérica están inspiradas en el modelo brasileño. Con el conjunto de redes se arma la plataforma regional de jóvenes viviendo con VIH.

“Estamos frente a necesidades básicas puesto que esta es la primera generación de jóvenes que adquieren el VIH por transmisión vertical y es la segunda de adolescentes que viven con el virus del VIH. Vemos una necesidad de favorecer la participación”, expresó Iácono. Por su parte, Pablo Aguilera, representante mexicano, resaltó la importancia de tener una agenda común a nivel regional.

Loures, que viene trabajando en el tema de VIH hace 30 años desde su rol de médico, ve una fuerte acción de las redes a futuro, y resaltó que esa es la dinámica que le interesa escuchar. El Director de la Oficina Ejecutiva de ONUSIDA solicitó claridad a la hora de establecer prioridades para poder dar el apoyo necesario a estas redes.

Con el fin de establecer esas prioridades, las redes de jóvenes viviendo con VIH vienen trabajando en dos aspectos: por un lado, se realizará un encuentro de jóvenes líderes viviendo con VIH en diciembre de este año en Panamá; por el otro, se está realizando una consulta regional para jóvenes viviendo con el virus que consiste en una encuesta electrónica que dará insumos para poder trabajar en las demandas y prioridades de estos grupos. Se está trabajando fuertemente en la difusión de la consulta para hacer un relevamiento fiel de la región. El objetivo más próximo es traducir esta encuesta al portugués para garantizar la participación de los jóvenes brasileños.

Mural de los deseos

Las redes de jóvenes viviendo con VIH están cada vez más presentes en los países de Latinoamérica. En algunos, como Perú, se buscan alternativas para favorecer la creación de las redes. “El apoyo en Perú es poco sostenible por la falta de recursos y de liderazgos”, expresan los jóvenes al describir la situación peruana.

Como algunas cuestiones básicas para el avance de las redes y su misión, surge la necesidad de brindar acompañamiento a nuevas generaciones de jóvenes para favorecer los nuevos liderazgos. La capacitación para estos nuevos líderes aparece como fundamental. Para favorecer la participación de Brasil, se trabajará en pos de ajustar la cuestión del idioma para que esto no sea una limitante. “La transmisión del liderazgo tiene que existir, si no estaremos ante el fin del movimiento”, aseguró Loures.

Fortalecer los espacios de participación e incidencia es crucial para las redes, especialmente aquellas con sede en países conservadores. No hay que perder de vista que la red regional será capaz de visibilizar estos temas y llevarlos a la agenda global. El diálogo entre generaciones debe ser nutrido para favorecer el intercambio generacional y elementos transversales en la agenda.

Como hemos venido resaltando, hay una crisis general de liderazgo. El activismo en VIH no escapa a esta realidad y los líderes jóvenes escasean. También sucede que los jóvenes, o más bien los que eran jóvenes, están entrando en la adultez y no hay presencia de nuevos líderes para ocupar los espacios que dejan.

El cambio de liderazgos se está dando hacia jóvenes que adquirieron el VIH por transmisión vertical. Son personas que vivieron toda la vida con el virus y aportan un nuevo enfoque. El representante de ONUSIDA resaltó esta nueva mirada sobre el activismo en VIH: “Los líderes actuales están formados con el fin de trabajar en pos de la vida, a diferencia de los inicios de la epidemia cuando la lucha era contra la muerte”.

Se propuso hacer un seguimiento del movimiento de jóvenes que nacieron con VIH, ya que además de ser los futuros líderes, existe una realidad familiar que los compromete: en muchos casos sus padres han fallecido a causa de complicaciones asociadas al SIDA. La orfandad y la pobreza son cuestiones que agravan el cuadro de algunos de estos jóvenes. La gran mayoría de las muertes que se dan en jóvenes viviendo con VIH suelen ser entre quienes adquirieron el virus por transmisión vertical.

“Es responsabilidad de los gobiernos dar apoyo a estas iniciativas”, destacó Barbosa desde su rol de representante del Ministerio de Salud de Brasil. La presencia en esta reunión del gobierno brasileño significa también un importante apoyo para la red de jóvenes del país.

Agradeciendo la oportunidad de intercambio, Loures propuso estar en contacto permanente con los jóvenes, con el fin de articular esfuerzos y brindar mejores respuestas. De esta forma, el Director de la Oficina Ejecutiva de ONUSIDA hizo explícito el apoyo absoluto de esta agencia hacia el trabajo de las redes de jóvenes viviendo con VIH en Latinoamérica.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.