Algunas de las principales dudas que quedaron después del VI Foro Latinoamericano y del Caribe sobre VIH/SIDA e ITS de San Pablo fueron: ¿se volverá a hacer? ¿Tendrá el mismo formato? En tal caso, ¿dónde se hará? ¿Quién lo financiará?

Estas preguntas se empezaron a responder en el encuentro del Grupo de Cooperación Técnica Horizontal (GCTH) que se realizó en Buenos Aires y del que participaron 16 directores de programas y redes de organizaciones de la sociedad civil de Latinoamérica y el Caribe.

Lo que parece estar claro es que el Foro está destinado a cambiar. Los jefes de programa de SIDA coinciden en que no se volverá a hacer tal y como se viene realizando en las últimas ediciones. Coinciden en que debe ser un evento más acotado donde se traten temas directamente vinculados con el GCTH. Las razones tienen que ver con los altos costos de estos eventos, la falta de financiamiento y la duda sobre el impacto que se está logrando.

“Creemos que tiene que ser un lugar donde se pueda hablar de cooperación técnica. Además el Foro no necesariamente tiene que ser científico porque existen varios encuentros que tienen ese perfil, tampoco multitudinario. Necesitamos que el Foro tenga una dimensión más específica”, dijo el Dr. Carlos Falistocco, Director de SIDA e ITS y Presidente del GCTH.

Cuando se les consultó a las redes participantes, quedó explícito que no se había consensuado una propuesta regional. Sin embargo, Marcela Alsina del Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Mujeres Positivas (MLCM+), señaló que “es necesario evaluar qué se está logrando con los Foros y es posible que sea mejor implementar nuevas estrategias”.

Política vs. técnica

Uno de los temas que más se discutió fue si el GCTH tenía que tener su base de trabajo en lo técnico o en lo político. Claramente la sociedad civil pidió que el GCTH tuviera un perfil de mayor incidencia política para darle visibilidad a la región.

“Queremos que el GCTH asuma un liderazgo más proactivo en la región. Vemos que hay muchos directores de programas que son muy técnicos pero no políticos. América Latina y el Caribe está cayendo de la agenda y todavía hay mucha gente en la región que no sabe que vive con VIH, se siguen infectando, no acceden a los tratamientos y muchas veces se sigue mostrando lo positivo y no las debilidades de la región”, señaló Alsina.

Por su parte, Elena Reynaga, Secretaria Ejecutiva de la RedTraSex, analizó que la sociedad civil también vive una crisis: “Nosotros, al igual que el GCTH,  también nos hemos corrido de la incidencia política. Creo que el Fondo Mundial tiene sus efectos y algunas organizaciones nos hemos vuelto expertas en monitoreo y evaluación. Tenemos una oportunidad de volver a confiar unos con otros”.

Asimismo, los jefes de programa ya habían acordado que el GCTH tenía que tener una impronta más técnica y de cooperación. Así se lo comunicó Carlos Falistocco a las organizaciones: “Consideramos necesario reforzar la cuestión técnica para luego sí tener incidencia política”. Luego de un debate al respecto, el presidente del GCTH solicitó a la sociedad civil que presentara ante el grupo una propuesta de incidencia política para ser evaluada y acompañada.

La pregunta sería si es factible que este grupo sea estrictamente técnico sin ser político o al revés. La división tajante entre los dos aspectos pareciera no ser posible.

El encuentro incluyó la propuesta de una planificación estratégica y la realización de instrumentos de comunicación para fortalecer el intercambio entre los integrantes.

Todavía quedan muchas cuestiones por definir, entre ellas terminar de decidir cómo será el próximo Foro Latinoamericano y del Caribe, aunque ya hay algunas pautas de los cambios que se vienen.

¿Qué es el GCTH?

El Grupo de Cooperación Técnica Horizontal en VIH/SIDA (GCTH) fue creado por los países de América Latina y el Caribe ante la necesidad de aprovechar las posibilidades reales de cooperación y partiendo del presupuesto de que todos los países tienen alguna experiencia que ofrecer. El grupo está formado por los departamentos de SIDA en 21 países de América Latina y el Caribe, la mayoría de lengua española.

<!–[if !mso]> <! st1\:*{behavior:url(#ieooui) } –>

Una de las principales dudas que quedaron después del VI Foro Latinoamericano y del Caribe sobre VIH/SIDA e ITS de San Pablo fue ¿se volverá a hacer? ¿tendrá el mismo formato? En tal caso ¿dónde se hará? ¿quién lo financiará?

Estas preguntas se empezaron a responder en el encuentro del Grupo de Cooperación Técnica Horizontal (GCTH) que se realizó en Buenos Aires y del que participaron 16 directores de programas y redes de organizaciones de la sociedad de Latinoamérica y el Caribe.

Lo que parece estar claro es que el Foro está destinado a cambiar. Los jefes de programa de sida coinciden que tal y como se viene realizando en las últimas ediciones, no se volverá a realizar. Coinciden en que debe ser un evento más acotado en donde se traten temas directamente vinculados con el GCTH. Una de las razones tiene que ver con los altos costos de estos eventos, la falta de financiamiento y la duda sobre el impacto que se está logrando.

“Creemos que tiene que ser un lugar donde se pudiera hablar de cooperación técnica. Además el Foro no necesariamente tiene que ser científico porque existen varios encuentros que tienen ese perfil, tampoco multitudinario. Necesitamos que el Foro tenga una dimensión más específica”, dijo el Dr. Carlos Falistocco director de sida e ITS y presidente del GCTH.

Cuando se le consultó a las redes participantes quedó explícito que no se había consensuado una propuesta regional. Sin embargo, Marcela Alsina del Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Mujeres Positivos, señaló que “es necesario evaluar qué se está logrando con los Foros y es posible que sea mejor implementar nuevas estrategias”.

Política vs. Técnica

Uno de los temas que más se discutió fue si el GCTH tenía que tener su base de trabajo en lo técnico o en lo político. Claramente la sociedad civil pidió que el GCTH tuviera un perfil de mayor incidencia política para darle visibilidad a la región.

”Queremos que el GCTH asuma un liderazgo más proactivo en la región. Vemos que hay muchos directores de programas que son muy técnicos pero no políticos. América latina y el caribe está cayendo de la agenda y todavía hay mucha gente en la región que no conoce que vive con VIH, se siguen infectando, no acceden a los tratamientos y muchas veces se sigue mostrando lo positivo y no las debilidades de la región”, señaló Alsina.

Por su parte, Elena Reynaga secretaria ejecutiva de la Red Latinoamericana de Salud Sexual analizó que la sociedad civil también vive una crisis: “nosotros, al igual que GCTH, también nos hemos corrido de la incidencia política. Creo que el Fondo Mundial tiene sus efectos y algunas organizaciones nos hemos vuelto expertas en monitoreo y evaluación. Tenemos una oportunidad de volver a confiar unos con otros”.

Asimismo, los jefes de programa ya se habían acordado que el GCTH tenía que tener una impronta más técnica y de cooperación. Carlos Falistocco así se lo comunicó a la organizaciones:”Consideramos necesario reforzar la cuestión técnica para luego sí tener incidencia política”. Luego de un debate al respecto el presidente del GCTH solicitó a la sociedad civil que presentara ante el grupo una propuesta de incidencia política para ser evaluada y acompañada.

La pregunta sería si es factible que este grupo sea estrictamente técnico sin ser político o al revés. La división tajante entre los dos aspectos pareciera no ser posible.

El encuentro incluyó la propuesta de una planificación estratégica y la realización de instrumentos de comunicación para fortalecer el intercambio entre los integrantes.

Todavía quedan muchas cuestiones por definir, entre ellas terminar de decidir cómo será el próximo Foro Latinoamericano y del Caribe, aunque ya hay algunas pautas de los cambios que se vienen.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.