La criminalización de la transmisión del VIH no es una problemática nueva, sin embargo, en el último año en Latinoamérica y el Caribe han surgido iniciativas parlamentarias promoviendo la penalización de la no divulgación del estado serológico y de la transmisión del VIH. Entre los países que han desarrollado nuevas leyes o reformas a las existentes se encuentran: República Dominicana, Nicaragua, El Salvador y Ecuador.

Hay un número importante de publicaciones con evidencias, buenas prácticas y recomendaciones de ONUSIDA sobre los efectos negativos y perjudiciales de la criminalización. En particular, sabemos que estas prácticas interfieren con los esfuerzos de prevención y promoción de la prueba del VIH libre, confidencial y asesorada, como así también en el acceso a los servicios de salud y un oportuno tratamiento del VIH y las ITS. La criminalización de la transmisión viola los derechos humanos de las personas que viven con el VIH y de las poblaciones más vulnerables.

Estas políticas y normativas atribuyen la responsabilidad de la contención de la epidemia en forma exclusiva a las personas con VIH o a las poblaciones en mayor riesgo a la infección. Y hoy sabemos además que la mayoría de las personas que viven con VIH desconocen su estado serológico.

“Hay un número de reflexiones políticas que deben ser tomadas en cuenta al momento de determinar la política de legislación penal relacionada con la transmisión o exposición del VIH. Estas reflexiones podrían mitigar el uso de sanciones punitivas y resaltar la necesidad de ser cautos”, International Parliamentary Union (IPU), ONUSIDA and UNDP, Taking action against HIV and AIDS: A handbook for parliamentarians, p 209.

Debemos resaltar lo poco que se ha avanzado en nuestros países en reducir la violencia, discriminación y exclusión de las poblaciones en mayor riesgo, otro tema que urge en la agenda legislativa, política y de programas.

La responsabilidad primaria de la contención de la epidemia del VIH/SIDA es de los gobiernos, quienes deben liderar una respuesta multisectorial con un adecuado balance en los esfuerzos de prevención, tratamiento y cuidados. Y es responsabilidad de los actores gubernamentales y del sistema de Naciones Unidas asegurar una activa participación de la sociedad civil.

La International HIV/AIDS Alliance en América Latina y el Caribe esta conformada por: Atlacatl, El Salvador;  Caribbean HIV/AIDS Alliance ; Corporación Kimirina, Ecuador; Colectivo Sol, México; IDH, Bolivia; POZ, Haití y Vía Libre, Perú. Las redes regionales comunitarias que son socias estratégicas de la Alianza son: REDLACTRANS y RedTraSex

Favor de compartir con sus colegas el posicionamiento de la Alianza utilizando este vínculo: http://bit.ly/Alianza0112

Para mayor información sobre la Alianza visite: http://www.aidsalliance.org

To access the English version please visit this link: http://bit.ly/AllianceWAD

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.