La decisión de la Junta Directiva del Fondo Mundial se ha producido como resultado de una revisión exhaustiva del desempeño del Inspector General, considerado insatisfactorio.

El Sr. Parsons era responsable de supervisar las auditorías e investigaciones llevadas a cabo por la Oficina del Inspector General, cuya misión es facilitar al Fondo Mundial garantías independientes y objetivas sobre el diseño y la eficacia de los controles para gestionar los riesgos que afectan a los programas financiados por el mecanismo de financiamiento.

La Junta Directiva expresó su apoyo a que la organización cuente con una Oficina del Inspector General sólida e independiente.

La Junta Directiva ha declarado que las auditorías e investigaciones rigurosas son esenciales para la salud del Fondo Mundial, eliminando casos de irregularidad financiera y asegurando a los donantes y entidades ejecutoras que el dinero gastado está debidamente justificado.

El nuevo Inspector General será elegido a través de un proceso similar al empelado con el Director Ejecutivo.

Fuente: Comunicado Oficial

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.