El pasado viernes 23 de noviembre se realizó en el Hotel Granados Park de Asunción, Paraguay, la Jornada  sobre “Acceso a la Consejería y Diagnóstico”. El evento estuvo organizado por el PRONASIDA (Programa Nacional de Control de ITS/sida) y contó con el apoyo de la OPS/OMS, la participación activa de instituciones públicas y privadas, de la sociedad civil, organizaciones de personas con VIH, representantes de la OPS/OMS, ONUSIDA, y referentes de salud de las diversas regiones sanitarias.

El objetivo de la jornada era presentar la nueva estrategia nacional de acceso al testeo con consejería y nuevos algoritmos diagnósticos, así como la socialización de la Estrategia 2.0. El Dr. Marcelo Vila de la OPS/OMS hizo una excelente presentación de los cinco pilares de la estrategia.

Para muchos, la estrategia 2.0 es un tema desconocido que genera gran desconcierto. Para quienes estamos en el tema es un compromiso que debe ser asumido por el Estado conforme a la realidad del país; debe ser parte de un proceso participativo y gradual que permita dar respuesta eficiente y eficaz al VIH y SIDA.

La Estrategia 2.0 (también llamada Tratamiento 2.0) es un tema nuevo que se viene trabajando en la región y genera grandes debates, como sucedió en nuestro país. Con respecto al acceso a tratamiento, se habla de la oferta universal de TARV, y el diagnóstico temprano es un elemento fundamental para planear otras intervenciones.

Paraguay tiene un alto índice de diagnóstico tardío de VIH en la población: muchas personas llegan a los servicios con complicaciones relacionadas con el SIDA. Por ello, se propone incrementar la demanda de la consejería y prueba para VIH, ampliando los servicios o centros de testeo que permitan acceder a la prueba en gran escala.

Los cinco ejes presnetados en relación a la consejería y prueba de VIH con enfoque en derechos humanos son: consejería, consentimiento, confidencialidad, resultados confiables y vinculación con el cuidado.

La estrategia en sí es muy buena, aunque requiere que se la trabaje y socialice en todos los niveles, haciendo un análisis de sus ventajas y desventajas para fortalecer las áreas que sean necesarias. Es sumamente importante que los países puedan contar con medicamentos de primera generación, acceso a la consejería y diagnóstico.

Sin embargo, debemos pensar en la sostenibilidad de la estrategia: que no termine en un conjunto de buenas  recomendaciones sin contar con el apoyo técnico y financiero para hacer posible su implementación.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.