Con las palabras del Ministro de Salud del Uruguay dio comienzo este taller regional del Fondo Mundial, que cuenta con 120 participantes de todos los sectores vinculados con la respuesta al VIH. En paralelo tendrá lugar una capacitación para Receptores Principales con subvenciones en ejecución.

“América Latina es una región que tiene una gran experiencia acumulada, un saber cómo hacer las cosas. Tenemos la capacidad técnica y una política tecnológica para la producción de bienes y servicios relacionados con la lucha contra esta enfermedad. Somos una región con gobiernos que promueven políticas más distributivas, de más viviendas, más derechos y una mejor salud. Pero aún debemos mejorar la participación y fortalecer la institucionalidad en nuestros países, como así también en los mecanismos regionales y subregionales de los gobiernos”, afirmó Jorge Venegas, Ministro de Salud del Uruguay. Las palabras y la participación del ministro se inscriben en un intento del Fondo Mundial y de algunos socios técnicos como OPS y ONUSIDA de atraer un liderazgo de alto nivel a los espacios regionales, como son los ministros, los legisladores y los jefes de Estado.

Silvio Martinelli, Jefe de Equipo de América Latina y el Caribe del Fondo Mundial dio la bienvenida al taller y explicó los objetivos de la actividad, a saber: socializar los nuevos procesos y políticas, compartir experiencias exitosas de las alianzas estratégicas y darle seguimiento a los acuerdos de coordinación entre las agencias de cooperación.

En la siguiente sesión, Martinelli presentó los cambios en la secretaria del Fondo y en el nuevo modelo de financiamiento, siguiendo tres ejes: organizarnos para obtener resultados, gestionar mejor las subvenciones y mejorar la inversión estratégica. La parte más difícil de explicar, como sabemos, es el nuevo modelo de financiamiento, pero hoy hemos tenido un gran avance. La excelente y clara presentación de la secretaría del Fondo Mundial, seguida por una hora y media de preguntas y respuestas con aclaraciones, dejaron una audiencia con una mejor comprensión del modelo. (Para leer un artículo de Corresponsales sobre el Nuevo Modelo de Financiamiento del Fondo Mundial visite este vínculo).

La mayoría de las consultas o comentarios de los participantes en esta sesión inicial se refirieron “al Fondo Mundial”, como si se tratara de otros y no de nosotros. Hizo falta mencionar que todos formamos parte del Fondo: los gobiernos, la sociedad civil y las agencias participan y toman decisiones en los Mecanismos de Coordinación de País (MCP) y en la Junta de Gobierno del Fondo Mundial.

El nuevo modelo es una “oda a la alineación” con los programas y estrategias nacionales. Es, en el mejor sentido de la palabra, un clamor de gobiernos y donantes, un avance muy necesario pero que se basa ante todo en los planes estratégicos nacionales. Como ya hemos reflexionado en otros artículos, los planes estratégicos nacionales son severamente cuestionados por parte de la sociedad civil debido a la pobre participación en su desarrollo y monitoreo, por una parte de nuestro gobiernos, por la exclusión significativa de otros ministerios que no sean el de salud y, por último, por algunas agencias que cuestionan, en voz baja, su calidad técnica dispar.

El nuevo modelo y la nueva estructura del Fondo son fundamentalmente un ajuste en el modus operandi, que definen y direccionan el “cómo” se hacen y se harán las cosas en todos los niveles de este mecanismo y su complejo asocio multisectorial. La política que margina a muchos países de la región de acceder a recursos es otra cuestión y sigue vigente: son los criterios de elegibilidad, priorización y contraparte financiera.

Se trata de un encuentro necesario que ya comenzó con una impronta de mucho diálogo y participación. Estaremos ofreciendo otros artículos relacionados con este evento.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.